Viajes

Niños que viajan solos ¿Qué requisitos necesitan?

La edad mínima para que un pequeño viaje sin la compañía de un adulto es a los cinco años, por lo que es necesario tomar en cuenta las siguientes recomendaciones.
María Salazar | EISA Multimedios
18 julio 2017 20:30 Última actualización 19 julio 2017 11:49
Viajes sin compañía de un adulto

La edad mínima para que un pequeño viaje sin la compañía de un adulto es a los cinco años. Foto: Dreamstime

Cada vez son más los niños que tienen que moverse de un lugar a otro sin compañía de un adulto, por lo que es necesario que previo al viaje los padres se informen sobre temas relacionados con la salud del menor, políticas de aerolíneas y decisiones migratorias.

El primer punto a tomar en cuenta es que la edad mínima para que un pequeño viaje sin la compañía de un adulto es a los cinco años. Ante esta situación, las aerolíneas han implementado programas donde ofrecen el servicio especial para niños que viajan solos, con el fin de mantenerlos seguros tanto en vuelos directos como con conexión.

En el caso de Aeroméxico, el servicio incluye personal capacitado que se hace responsable de los documentos de viaje del menor, desde que aborda el avión, hasta que llega a su destino.

Para realizar todos los trámites, es necesario llegar al mostrador de documentación del aeropuerto dos horas y media antes del vuelo. Ahí se debe llenar un formulario de menores sin acompañantes, donde los padres demuestran el parentesco con una identificación oficial. El formulario debe tener el nombre de la persona que entrega al menor, dirección y teléfono, así como los mismos datos para la persona que lo recibe.

Además, es obligatorio presentar la autorización de los padres para salir del territorio nacional, ya sea con el pasaporte o con una carta elaborada por un notario público, donde el padre que ejerce la patria potestad especifique que el menor viajará solo.

Air France, por su parte, ofrece un servicio de entre 39 y 118 dólares, dependiendo la ruta, en el que se responsabiliza de los infantes brindándoles atención especializada. Este servicio no sólo se limita a niños, sino que también es para a jóvenes de 12 a 17 años.

Los menores deberán disponer de todos los documentos exigidos por las leyes y normativas vigentes por medio de un documento válido con foto y, si procede, la autorización de salida del territorio, el visado y un certificado de vacunación.

Debido a las necesidades a las que los niños viajeros se han enfrentado, se tomaron precauciones en cuanto a su salud, las políticas de las aerolíneas y las decisiones migratorias. Actualmente, la experiencia les ha brindado mayor tranquilidad, comodidad y ahorro de tiempo en sus viajes.

Diversión a bordo


Por otra parte, existen diversas alternativas para mantener a los bebés divertidos y a los papás relajados, y como la experiencia inicia desde el avión, hay aerolíneas que cuentan con programas especiales para entretener a los pequeños.

Entre ellas, Emirates tiene el lema de “aburrirse no es una opción”, y por ese motivo incluyen en sus vuelos canales infantiles.

Asimismo, los niños con edad preescolar pueden disfrutar de un juego con monstruos de la colección Fly With Me Monsters. Se trata de peluches envueltos en suaves mantas polares y animalitos que se ajustan al cinturón de seguridad para invitar a los niños a usarlos. Otro de los entretenimientos disponibles son las pizarras magnéticas en las que pueden dibujar.

Air France también consiente a los pequeños con juguetes, libros para colorear, crayolas y un menú especial.

Vacunas antes de viajar

Es primordial que los niños se vacunen por lo menos un mes antes del inicio del viaje. La pediatra Guadalupe Calderón Martínez indicó que el tiempo necesario para que una vacuna genere protección es de 10 a 14 días.

También es importante consultar los centros de vacunación internacional antes de realizar un viaje que pueda causar un riesgo para la salud.

Sólo existen dos vacunas obligatorias: la de fiebre amarilla y la de meningitis menigócocica. Sin embargo, por prevención, se recomiendan también las vacunas del cólera, tétanos, encefalitis viral y japonesa, fiebre tifoidea, virus de la gripa, hepatitis A y B, neumonía neumocócica, peste neumónica, poliomelitis, rabia y sarampión, dependiendo del lugar que se visita.