Universidades

Unesco busca estudiantes que funjan como mediadores 

La Unesco impulsa la Red de Escuela de Mediación y responsabilidad social en Mérida, iniciativa que nació en Colombia y que busca fomentar en el aula la formación de estudiantes que funjan como mediadores para resolver conflictos como el bullying.
Notimex
25 agosto 2015 23:33 Última actualización 25 agosto 2015 23:33
Escuelas primarias en Saltillo están bajo amenaza por un supuesto líder del crimen organizado. (Archivo/Cuartoscuro)

Escuelas primarias en Saltillo están bajo amenaza por un supuesto líder del crimen organizado. (Archivo/Cuartoscuro)

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) impulsa la Red de Escuelas de Mediación y Responsabilidad Social en el estado de Mérida, a fin de formar especialistas en la materia desde las escuelas.

La finalidad, dijo en entrevista, el responsable del proyecto, Víctor Martín Fiorino, es fomentar en las aulas la formación de estudiantes que puedan fungir como mediadores para resolver conflictos en los planteles escolares.

Comentó que el proyecto nació en Colombia, se extendió a España a través del apoyo de la Unesco, aglutina un conjunto de instituciones vinculadas a la Universidad de Cartagena, y tienen que ver con la diplomacia, el gobierno, universidades, y empiezan a involucrar a empresas y organismos de la sociedad civil.

La Red busca formar personas con la capacidad de gestionar y solucionar conflictos, primero en las escuelas y de ahí a otros ámbitos en los que el sujeto sea capaz de plantear alternativas de solución a través del diálogo para diversos problemas que atañen a una región o comunidad.

Consideró que el proyecto puede ser una herramienta para combatir el acoso escolar, recientemente denominado “bullying”, pues la idea es involucrar en esas redes a todos los actores de la vida escolar, es decir maestros, alumnos y padres de familia.

“La mediación puede ser elemento preventivo de las manifestaciones y consecuencias del acoso escolar y creador de las condiciones para que no se den esos fenómenos en donde hay comportamientos agresivos en un plantel escolar”, agregó.

Reconoció que por lo general en el sistema tradicional de enseñanza en América Latina, los directivos buscan soluciones rápidas a los conflictos y son renuentes al diálogo y a la reflexión, “hay urgencia por solucionar un conflicto, no por conocer a fondo sus causas y orígenes”.

Sin embargo, los resultados obtenidos hasta ahora en Colombia y España generan optimismo sobre los alcances que puede llegar a tener este programa para mejorar la convivencia ciudadana, tanto dentro como fuera de las aulas escolares.