Universidades

Obtienen polímeros a partir de desperdicios de camarón

La  investigadora de la UAM, Keiko Shirai Matsumoto, desarrolló un bioproceso para obtener polímeros a partir de los desperdicios de camarón; hoy día se está instalando una planta piloto en una sede de la universidad con la que se desarrollará el proyecto a gran escala. 
Redacción 
19 agosto 2015 15:48 Última actualización 19 agosto 2015 15:48
polímeros

Este proyecto busca mejoras de proceso para obtener los polímeros, quitina y quitosano. (Foto tomada de Conacytprensa.mx)

Una investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) desarrolló un bioproceso para obtener polímeros a partir de desperdicios de camarón. Un ejemplo de polímeros naturales son el almidón, la celulosa, quitina y seda, y algunos sintéticos son el nailon, quitosano, el polietileno y la baquelita.

Bajo la patente “Reactor estático y procedimiento para la extracción de quitina, proteínas, calcio y pigmentos a partir de desperdicios de camarón en base húmeda mediante fermentación láctica utilizando Lactobacillus plantarum”, La doctora Keiko Shirai Matsumoto busca mejoras de proceso para obtener quitina, polisacárido presente en el caparazón de los crustáceos, moluscos e insectos, y quitosano, derivado de la quitina, así como para generar nuevas industrias que proporcionen derramas económicas.

Actualmente se está instalando una planta piloto en la Unidad Iztapalapa de la UAM que busca fungir como una "planta demostrativa de los desarrollos científicos y tecnológicos que tiene la UAM en la temática de desperdicios orgánicos", dijo Matsumoto. 

La investigadora ha trabajado con desperdicios de camarón por casi 20 años y desde hace dos fue asignada responsable del espacio donde se encuentra la planta. Gracias al apoyo del Fondo Sectorial de Innovación (FINNOVA) de la Secretaría de Economía (SE) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), desde octubre de 2014 se trabaja en la instalación de la planta.

"Esto abrirá una gama de oportunidades, pues ahora se logrará desarrollar el proceso a una escala de 500 kilogramos a una tonelada. Tener una planta en una infraestructura que es fácilmente escalable permite que los empresarios tengan mayor grado de confianza para que puedan invertir en el proyecto", concluyó la también miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel II.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), a través de la Secretaría de Ganadería, Agricultura, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), en 2013 la producción de camarón fue de 127 mil 517 toneladas. Sin embargo, según estudios de la misma Secretaría, los desperdicios que se generan ascienden a la mitad de lo producido. Bajo este contexto la doctora
inició su investigación.