Universidades

La revolución tecnológica toma las aulas

Atrás quedaron los pizarrones y las libretas. En adelante, la educación usará herramientas tecnológicas como dispositivos de realidad virtual que permitirán aprender más rápido y que lo estudiado permanezca más tiempo, predijo el futurólogo Thomas Frey, quien ha trabajado con Google y la NASA.
Daniel Blanco
30 diciembre 2015 15:35 Última actualización 01 enero 2016 5:0
Dispositivo de realidad virtual Oculus VR. (Bloomberg)

Dispositivos de realidad virtual podrán ser utilizados en los salones de clase.(Bloomberg)

La tecnología está dando pie a que los "eduemprendedores" revolucionen el mercado educativo llevando a una atmósfera nueva las capacidades de los estudiantes a través de más retos del mundo real qué resolver y menos textos qué leer desde un pupitre.

“(En el futuro) podemos encontrar nuevas maneras de dar la información", dijo Thomas Frey, futurólogo referenciado por empresas como Google, HP, NASA, IBM, entre otras.

"Por ejemplo, te pones un headset de realidad virtual (VR) y te sumerges completamente en el tema que estás estudiando, bloqueas el ruido externo, no hay distracciones, estás enfocado, entonces con el VR tal vez uses técnicas de videojuegos o técnicas de storytelling; tal vez la forma en la que presentes la información será completamente diferente a como se hace hoy, y así, tal vez, podrás absorber los datos 10 veces más rápido que hoy o lo estudiado se quedará en tu cabeza un tiempo 10 veces mayor”.

1
 

Frey, director ejecutivo del DaVinci Institute y exempleado de IBM, cree que la educación se tiene que basar en desafíos reales de problemas reales, modelo que algunas universidades ya están implementado y que, además de ayudar al bien común, potencia las capacidades de los estudiantes de manera significativa.

Thomas Frey, futurólogo. (Cortesía)

“Uno de los proyectos en los que Google está trabajando en este momento es cómo sacar sangre sin la necesidad de usar agujas… Entonces, si le das esto a un grupo de equipos en una clase las ideas que se generarían serían muy muy interesantes… Creo que toda esta idea del enfoque con base en desafíos está ahí para crear grandes oportunidades, puedes tomar proyectos muy importantes y ver qué sale de ahí”, afirmó.


¿UN SALÓN DE CLASES SIN MAESTROS?
Uno de los retos más importantes en el área de la educación es romper la brecha de la educación y poder llevar la información a cada esquina del planeta, y quizás, la presencia de los maestros en las aulas ya no sea tan indispensable gracias a la tecnología.

Esa es la idea de Tom Torkelson, fundador y CEO de IDEA School, un proyecto entre preparatorias públicas de Estados Unidos en las que en los últimos nueve años el 100 por ciento de sus estudiantes han llegado a la universidad.

“Ya vemos que eso está pasando… Diane Tavenner, una colega mía, lidera un grupo de ‘Summit Schools’ en el norte de California, y Mark Zuckerberg y Facebook tienen 30 ingenieros trabajando gratis de tiempo completo para ella con el fin de crear una plataforma online de aprendizaje que sea completamente personalizada y con la que los niños aprendan a su forma", afirmó.

"El rol del maestro no está en enseñar un concepto, es la motivación, el empuje que lleve a los estudiantes a encontrar su camino”, añadió.

Ese proyecto liderado por Facebook tiene como objetivo que en 10 años el 50 por ciento de todos los estudiantes de Estados Unidos tengan acceso a esta plataforma.

Este barco está zarpando hacia nuevos horizontes, y el futuro ya no se vislumbra tan lejano, la tecnología se embarca en esta aventura, que en los años futuros estará reduciendo la brecha educativa y mejorando el entorno directo en el que vivimos.

“(Primero) creo que varias cosas importantes pasarán en los próximos 10 años. Muchos niños que viven en áreas remotas tendrán la posibilidad de acceder a profesores de clase mundial en tiempo real a través de la educación a distancia; segundo, creo que comenzaremos a catalogar conceptos en videoseries, de manera que sirvan a otros profesores y así puedan copiar y emular eso, ya hemos visto estas cosas como la ICON Academy”, explicó Tolkenson.

Por ejemplo, los maestros tienen grandes ideas de cómo pueden innovar dentro del salón de clases, si pudieran obtener crowdfunding a través de conceptos probados, podrían conseguir inversores ángeles y llevar su concepto a la realidad

El emprendedor considera que algo que no va a cambiar es que las escuelas sirvan como un medio de socialización para formar a los ciudadanos, porque esta es la manera en la que el ser humano enseña a las generaciones más jóvenes a organizarse para obtener un bien común.