Universidades

Conoce al mexicano que conquistó el MIT

Alvar Saenz-Otero, doctor mexicano que dirige el Laboratorio de Sistemas Espaciales del MIT,  es clave en SPHERES, un ambicioso proyecto de pequeños satélites que buscan conquistar la atmósfera y sustituir a los usados actualmente.
Redacción 
29 septiembre 2015 19:21 Última actualización 29 septiembre 2015 23:0
MIT

Saenz es ingeniero aeronáutico, tiene una maestría en Ingeniería Eléctrica y es doctor en Sistemas Aeroespaciales por el MIT. (Foto tomada de Conacytprensa.mx)

El doctor mexicano Alvar Saenz-Otero, director del Laboratorio de Sistemas Espaciales (SSL, por sus siglas en inglés) del Massachusetts Institute of Technology (MIT), es un eslabón clave en el diseño e implementación del dispositivo espacial Synchronized Position Hold Engage and Reorient Experimental Satellite (SPHERES), pequeños satélites de 20 centímetros de diámetro que buscan reemplazar el uso de los enormes satélites utilizados hoy día.

El costo de cada uno de estos pequeños satélites esféricos, que buscan conquistar el cielo con pequeñas constelaciones, es de 200 mil dólares, un precio considerablemente bajo en comparación con el de los tradicionales, que llegan a costar millones de dólares. 

1
 

 

SPHERES


“En el futuro se busca que los satélites trabajen juntos, por ejemplo en un telescopio espacial, en él existen maneras técnicas en que puedes combinar la imagen capturada por diferentes satélites, y si la combinas bien a razón de alinear a nanómetros los telescopios, es como si tuvieras un espejo gigante en lugar de muchos pequeños, a esto se le llama interferometría", dijo el especialista en entrevista con el Conacyt.

"Otra idea de esto es el ensamblaje de satélites en el espacio; por ejemplo, qué tal si en lugar de lanzar uno muy grande, lanzan muchos para que se ensamblen solos, esto podría funcionar por limitaciones de dinero o de espacio en los lanzadores”, agregó.

Actualmente esta tecnología opera en la Estación Espacial Internacional (EEI).

>


Desde 2009 los SHPERES dieron paso al Zero Robotic, un proyecto dirigido a la difusión de la ciencia en el que se incentiva a jóvenes de secundaria y preparatoria de 16 países diferentes, entre ellos México, a involucrarse en las ciencias espaciales.

El programa consiste en una competencia de robótica en la cual se tiene que programar los SPHERES con código, física y matemática para después trasladar esto a una simulación por computadora; en las etapas avanzadas del concurso los códigos se implementan en los SPHERES reales en la EEI.

1
 

 

zero robotics


MEXICANOS EN EL RADAR AEROESPACIAL

De acuerdo a Saenz-Otero, la creación de la Agencia Espacial Mexicana significa una posibilidad de cambios y mejoras en nuestro país.

“Fue una creación interesante, espero que les den fondos suficientes para crear proyectos de innovación y tecnología. La industria aeronáutica es muy importante en México, ahora no tanto la aeroespacial. Pero creo que ahí hay dos posibilidades que desarrollar, una sería construir satélites comerciales y otra opción es crear nanosatélites, aunque es una industria que tiene mucha competitividad”, explicó el experto.

El doctor ha trabajado también en iniciativas científicas y de innovación en años anteriores, incluyendo proyectos que continúa la UNAM hoy día.

En 2012 colaboró con la planeación y asesoramiento para diseñar el satélite meteorológico Quetzal, en el que trabaja actualmente el Centro de Alta Tecnología de la UNAM.

Saenz es ingeniero aeronáutico, tiene una maestría en Ingeniería Eléctrica y es doctor en Sistemas Aeroespaciales; los tres títulos los obtuvo en el MIT.