Tech

Zuckerberg se dispone a conquistar otra industria tecnológica

Ericsson ahora tendrá un nuevo rival de telecomunicaciones. Mark Zuckerberg se ha asociado con Intel, Nokia, Deutsche Telekom y SK Telecom para desarrollar diseños de código abierto para la próxima generación de equipos que vinculan smartphones con torres móviles.
Bloomberg
21 abril 2016 21:0 Última actualización 21 abril 2016 21:4
Mark Zuckerberg

Mark Zuckerberg le hará la competencia a Ericsson y Huawei. (Bloomberg)

Primero China, ahora Facebook. Las cosas no son fáciles para Ericsson, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones.

Pasó la mayor parte de una década haciendo frente al avance competitivo del rival chino de bajo costo Huawei. Ahora tiene que vérselas con un recién llegado inesperado: el coloso de medios sociales de Mark Zuckerberg.

Facebook se ha asociado a compañías como Intel y Nokia (competidor de Ericsson) y los operadores Deutsche Telekom y SK Telecom. Están colaborando en diseños de código abierto para la próxima generación de equipos que vincularán nuestros smartphones a torres móviles y transmitirán mensajes de texto y videos de YouTube. Zuckerberg quiere que el proyecto conecte a miles de millones de personas que no tienen acceso a internet, en especial en zonas donde tender redes es difícil debido al clima o la falta de electricidad confiable.

Las redes móviles de hoy son complicadas y costosas de construir. Una estación base 4G típica en una ciudad cuesta unos 100 mil euros (113 mil dólares), sin contar las líneas de fibra para conectarla a la red. Todo se volverá aún más complicado cuando la próxima generación de tecnología móvil, 5G, conecte todo, desde los refrigeradores a los medidores de electricidad, a la Web.

El objetivo de Facebook es simplificar todo esto creando anteproyectos de estaciones base y otros equipos de redes baratos. No fabricará los equipos pero los diseños estarán abiertos para que los pueda utilizar cualquiera, con lo que reducirá los obstáculos de ingreso de la industria. Si su visión tiene éxito (un “si” aún muy grande), se producirá un incómodo cambio de status quo para Ericsson, Nokia y Huawei.

Y Facebook tiene experiencia en tecnología disruptiva. Utilizó un enfoque similar para reformar las entrañas de los centros de datos del mundo, los centros de computación que utilizan los servicios Web y las redes de las empresas. En 2011, financió el Open Compute Project, alentando a los participantes a compartir diseños de servidores y otros equipos para centros de datos. Junto a la computación en nube, el cambio revolucionó la industria.

Nokia ha optado por el enfoque de “mantener al enemigo cerca” y trabajó con Facebook primero en el Open Compute y ahora en el proyecto de telecomunicaciones. Ericsson y Huawei hasta ahora se han mantenido alejadas. Nokia dice que el proyecto ampliará el mercado y entre los fabricantes consagrados hay esperanzas de que estarán protegidos por la dependencia de las compañías telefónicas de redes seguras y confiables.

Pero, dado que el mercado de los equipos de telecomunicaciones renguea desde hace un tiempo, cualquier leve cambio competitivo debe tomarse en serio.

Como la mayor parte de las redes 4G ya están construidas en los Estados Unidos y China, las inversiones de los operadores se reducirán 7 por ciento este año y 5 por ciento el que viene, según Deutsche Bank. El margen operativo de Ericsson estaba en el rango de 20 por ciento antes de la llegada de Huawei y rondará el 10 por ciento este año, de acuerdo con los datos de Bloomberg. La caída del 10 por ciento en el precio de sus acciones el jueves debido a la disminución de las ventas revela su vulnerabilidad en un mercado difícil.

Si bien Facebook no liquidará al mercado de los equipos de telecomunicaciones de la noche a la mañana, nunca es prudente subestimar a Zuckerberg.