Tech

Zuckerberg hará lo que sea por entrar a China …¿servirá?

Según expertos, Facebook no lograría atraer más que a una minoría de usuarios de internet en China, en caso de lograr el reingreso a dicho país, ya que otras plataformas como WeChat y QQ dominan el sector y son más atractivas.
Bloomberg
27 noviembre 2016 21:26 Última actualización 28 noviembre 2016 4:55
Mark Zuckerberg, creador de Facebook, trabaja en una ofensiva a modo de convencer a las autoridades de China de volver a ingresar a dicho país. (Especial)

Mark Zuckerberg, creador de Facebook, trabaja en una ofensiva a modo de convencer a las autoridades de China de volver a ingresar a dicho país. (Bloomberg)

A nivel público, Mark Zuckerberg lanzó una encantadora ofensiva que incluyó aprender mandarín y ofrecer al presidente chino, Xi Jinping, la oportunidad de elegir el nombre de su primer hijo (algo que él declinó). A nivel menos público, su compañía ha desarrollado herramientas que impiden que publicaciones “delicadas” aparezcan en los feeds de Facebook en “áreas geográficas específicas”, reveló New York Times.

Se trata de una atrevida medida que pone de manifiesto con qué ansias Facebook está buscando sus próximos mil millones de usuarios, pero aunque las nuevas herramientas convencieran al gobierno de China para levantar la prohibición a Facebook, los 700 millones de usuarios de internet del país tienen pocas razones para unirse a la red social.

En 2008, cuando Facebook lanzó su versión en chino, logró atraer apenas 285 mil miembros en China continental de una población en internet total superior a los 225 millones. En tanto, plataformas de la competencia, en particular QQ de Tencent, registraba decenas de millones.

Al año siguiente, Facebook fue bloqueado por el gobierno.

Los rivales chinos empezaron a innovar. Sina Weibo, alguna vez menospreciado como una copia de Twitter, se transformó en cambio en un Twitter optimizado, que incrustaba hilos de comentarios y videos mucho antes de que el servicio con sede en San Francisco contemplara hacer lo mismo.

Pero el servicio más revolucionario fue WeChat de Tencent, lanzado en el 2011. Al comienzo se veía como otra red social y servicio de mensajería más. No obstante, rápidamente evolucionó en algo más rico, ofreciendo un sistema de vídeochat gratuito, un servicio para solicitar taxi, un portal para pago de cuentas y compras.

En la actualidad, es posible tener un banco en el sistema y enviar dinero a cualquiera. Ahora tiene más de 700 millones de usuarios en China.

Comparado con WeChat, Facebook es poco atractivo para los chinos. No hay estadísticas públicas sobre cuántos habitantes de China continental usan Facebook, pero en su mayoría serían chinos que han vivido o trabajado en Occidente y quieren mantener amigos en el extranjero, y pueden evitar los bloqueos del gobierno.

Para aquellos sin esas conexiones, el único atractivo teórico de Facebook es que brinda acceso a contenidos que de otro modo están censurados.

Si (y cuando) Facebook sea reintroducido, esas ventajas desaparecerán, al igual que el argumento más evidente para unirse a él
.
Con todo, Facebook todavía tiene una cosa a su favor, que de seguro Zuckerberg tiene en mente: tecnología y medios sociales evolucionan rápidamente en China.