Tech

Tras más de una década perdida, aparece la sonda británica Beagle en Marte

11 años se necesitaron para encontrar la sonda británica Beagle 2, "perdida en el espacio" desde 2003 cuando fue enviada como parte de la misión Mars Express de la Agencia Espacial Europea.
Reuters
16 enero 2015 13:29 Última actualización 16 enero 2015 13:58
Beagle 2, sonda británica enviada a Marte en 2003

Mark Sims, director de la misión, mira a través de un panel solar del tipo utilizado en Beagle 2 para recoger la energía que le permitiera completar la misión. Ha dicho que si bien la nave había fallado en comunicar información desde Marte, tuvo éxito en llegar al planeta, aterrizar e inspirar a los científicos. (Reuters)



LONDRES.- La sonda británica Beagle 2, calificada como "un fracaso heroico", fue hallada en Marte 11 años después de que desapareciera buscando vida extraterrestre.

Beagle 2, parte de la misión Mars Express de la Agencia Espacial Europea (ESA, por su sigla en inglés), debía aterrizar en Marte el día de Navidad de 2003, pero desapareció el 19 de diciembre. Hasta ahora, no se sabía nada de la nave.

Pero en una conferencia de prensa en la institución científica Real Sociedad de Londres, expertos dijeron que la pequeña sonda fue hallada en la superficie del planeta rojo.


"El Beagle 2 ya no está perdido", dijo David Parker, presidente ejecutivo de la Agencia Espacial de Reino Unido.

Agregó que recientes imágenes de la cámara HiRISE, de la sonda Mars Reconnaissance Orbiter, mostraron "buena evidencia" de que la nave aterrizó en Marte en la fecha que debía, el 25 de diciembre de 2003, pero que se desplegó parcialmente.

"La secuencia de ingreso, descenso y aterrizaje del Beagle 2 funcionó y la sonda tocó con éxito Marte el día de Navidad del 2003", dijo la agencia en un comunicado.

Beagle 2, que mide menos de dos metros de diámetro, fue bautizada con ese nombre en homenaje al barco en el que viajaba Charles Darwin cuando formuló su teoría de la evolución. Fue construida por científicos británicos encabezados por Colin Pillinger por unas 50 millones de libras (85 millones de dólares).

El plan era que enviara información desde la superficie de Marte usando instrumentos diseñados para ayudar a buscar señales de vida, pero nunca se supo nada de la sonda luego de que fue soltada para aterrizar.

"Nos quedamos con un misterio, un misterio que sigue hasta hoy", dijo Parker.

Mark Sims, de la Universidad de Leicester y director de la misión, dijo que si bien la nave había fallado en comunicar información desde Marte, tuvo éxito en llegar al planeta, aterrizar e inspirar a los científicos.

"En general, diría que Beagle 2 fue un gran éxito", afirmó en la conferencia de prensa.

Martin Rees, el Astrónomo Real de Gran Bretaña, elogió el año pasado al Beagle 2 y a su excéntrico creador Pillinger, quien falleció a los 70 años, diciendo: "Esto fue un fracaso, pero un fracaso heroico".

Sims dijo que el hallazgo era una noticia emocionante, frustrante y "con un dejo de tristeza" porque Pillinger no vivió para verlo.