Tech

Tiene 10 años y ya hackea computadoras y tablets

Reuben Paul es un niño de 10 años amante de la programación, que puede hackear computadoras y tablets, pero además cuenta con una empresa llamada Prudent Games, que desarrolla videojuegos móviles para que los niños aprendan mientras juegan.
Jair López / Enviado especial
08 febrero 2016 21:27 Última actualización 09 febrero 2016 4:55
Reuben Paul sueña con ser programador de día y ciberespía de noche.

Reuben Paul sueña con ser programador de día y ciberespía de noche. (Cortesía)

TENERIFE, España.- Reuben Paul apenas tiene 10 años y ya puede hackear equipos de cómputo y dispositivos móviles.

“Puedo hacer un gran número de cosas. Realmente es sencillo hackear pero requiere de práctica”, señaló a EL FINANCIERO el niño, quien se considera amante de la programación.

Durante el Security Analyst Summit, organizado por Kaspersky Lab en Tenerife, España, Paul dio muestra de sus habilidades para hackear dispositivos. En la presentación, el niño de descendencia india mostró que a través de la modificación de un código en una página web creada por él y tras darle clic desde una tableta Android tomó el control de dicho dispositivo a tal grado de encender de forma remota la cámara de éste.

“Me gusta usar herramientas en donde puedes enviar información, enviar mensajes y cosas como esas. Puedo hacer que el sistema recuerde las contraseñas, puedo hacer muchas cosas”, refirió.

El menor, quien tomó interés por la programación a los 6 años, luego de ver a su padre, especialista en la materia, señaló que para llevar estas acciones se debe tomar en cuenta la ética.

“Muchos niños creen que es divertido hackear, pero antes necesitan tener ética”, consideró.

Reuben sueña con ser programador y hombre de negocios en el día y ciberespía por la noche.

Por ahora dirige una organización sin fines de lucro que busca concientizar y enseñar a otros menores sobre la seguridad en internet y es fundador de una empresa llamada Prudent Games, que desarrolla videojuegos móviles y que tiene el objetivo de que los niños aprendan mientras juegan.