Tech

Reguladores en toda Europa dicen ‘alto’ a Pokemon Go

Los desarrolladores del juego de moda se enfrentan a los reguladores de los derechos del consumidor europeos, toda vez que el contrato para descargar el juego viola varios reglamentos, y es que los usuarios no se toman el tiempo de leerlo. 
Bloomberg
29 julio 2016 19:7 Última actualización 31 julio 2016 13:28
Pokemon Go en España (Reuters)

Pokemon Go en España (Reuters)

Los jugadores de videojuegos aman Pokemon Go. Sin embargo, los desarrolladores de la aplicación encuentran que es más difícil convencer a las autoridades europeas.

El juego ha superado todos los récords de descarga, pero los responsables de los derechos del consumidor en Europa están haciendo preguntas sobre el contrato que los clientes deben aceptar antes de jugar.

Los términos de servicio estipulan que el jugador renuncia a sus derechos de representación en una corte como demandante o miembro de una demanda colectiva a favor de un arbitraje vinculante e individual, a menos que el usuario se salga de la aplicación dentro de un mes de la descarga.

El lanzamiento de la aplicación este mes, que permite a jugadores cazar monstruos en sus patios traseros, causó frenesí en consumidores e inversionistas.

Nintendo, creador de la franquicia Pokemon e inversionistas del desarrollador Niantic, vieron su valor de mercado duplicarse inmediatamente después del lanzamiento del juego, disparándose en 17 mil 600 millones de dólares.

Este aumento ha sido mitigado por preguntas como con cuánto se beneficiará Nintendo y si grupos pelearán por mejorar los términos para el consumidor.

“Me imagino que la mayoría de las personas que usan Pokemon Go son jóvenes y probablemente no leerán eso”, dijo refiriéndose al contrato, Mark Woloshak, abogado de Slater and Gordon. “No es inusual que las compañías tengan términos y condiciones y que luego las circunstancias cambien y se vuelvan poco realistas. Es entendible, las cosas cambian rápidamente”.

1
TEMORES POR SEGURIDAD 


Menores jugando Pokemon Go (AP)

El juego inserta criaturas animadas en los alrededores de los jugadores usando datos de GPS en tiempo real y la cámara del teléfono.

El acceso de Niantic a este nivel de información del usuario ha causado temores por cuestiones de seguridad y grupos de consumidores buscan asegurar que los usuarios puedan hacer valer sus derechos en caso de disputa.

La Federación de Organizaciones de Consumidores Alemanes ha amenazado con demandar a Niantic si no remueve 15 reglas del contrato para el 9 de agosto, diciendo que violan las leyes de seguridad nacional.

Al día siguiente de su lanzamiento en Francia, el domingo, el grupo de derechos del consumidor UFC Que Choisir llamó al juego “muy curioso en términos de datos personales, potencialmente costoso e incluso peligroso”, advirtiendo a padres que sus hijos podrían gastar fácilmente cientos de euros en compras en línea.

Durante el lanzamiento inicial en Estados Unidos, el juego pidió incorrectamente acceso a las cuentas completas de Gmail y Google de usuarios iOS, antes de rescindir la solicitud en una actualización.

Niantic no quiso hacer comentarios en relación a su contrato con los consumidores.

La aplicación gratuita hasta ahora se ha lanzado en más de 30 países y los expertos dicen que el contrato puede infringir los estatutos de Reino Unidos, Francia y la Unión Europea.

Las Autoridades de Mercados y Competición del Reino Unido, el ente gubernamental que supervisa el mercado, no quiso comentar específicamente el contrato del juego, pero destacó varias reglas que afectarían los acuerdos.

1
¿ES JUSTO?


Jóvenes españoles con Pokemon Go (AP)

El regulador del mercado del gobierno francés dijo que cualquier contrato cuyos términos tuvieran requisitos que figuren en una lista de prohibiciones de 2009 podría ser multada en hasta 15 mil euros (equivalente a 16 mil 500 dólares) y ser anulado por mandato.

Las leyes de la Unión Europea también protegen a los demandantes. Las reglas de Pokemon Go parecen contraponerse a las leyes de contratos, reglas que protegen la jurisdicción local y una directriz en términos de contrato injusto.

Woloshak dijo que el acta de derechos de consumidores del Reino Unido prevendría la imposición de términos “injustos” para consumidores, definiendo injusto como algo que causa un desbalance significativo en los derechos y obligaciones en detrimento del consumidor.

Si un usuario llevara a Niantic a la corte por filtración de datos y otra demanda, el desarrollador podría tener que reescribir las reglas para usuarios subsiguientes, agregó Woloshak.