Tech
DEPORTES

Estadios de la Liga MX 'te verán la cara' por seguridad

Con el objetivo de hacerlos más seguros, diversos recintos deportivos del país contarán con tecnologías de reconocimiento facial, también incluirán torniquetes electrónicos y detectores de boletos falsos.
Notimex
16 agosto 2017 17:43 Última actualización 16 agosto 2017 18:30
estadio

Diversos estadios tendrán medidas de seguridad como sistemas de reconocimiento facial. (Especial)

Los estadios de la Liga MX integrarán sistemas de seguridad de última generación, entre ellos cámaras de reconocimiento facial, análisis de video, torniquetes electrónicos y detectores de boletos falsos, para que sean los más seguros de América Latina, anunció la empresa Seguritech.

El primero que ya aplica esta tecnología es el Nemesio Diez, del Club Deportivo Toluca, y están en puerta tres más, destacó Felipe Monroy, director financiero de la empresa integradora de sistemas de seguridad avanzada en México.

“Estamos ya trabajando con tres estadios más, para integrar estos sistemas de seguridad, otros países lo han solicitado también, por lo que la tecnología que estamos desarrollando en México está trascendiendo fronteras”, destacó.

Resaltó en un comunicado que ya están en pláticas con la Federación Mexicana de Futbol (FMF) y la Liga MX, para que los demás estadios vayan mudando a esta tecnología, a fin de hacerlos más seguros.

Dijo que el Nemesio Diez integró más de 183 cámaras de reconocimiento facial HD que pueden detectar de un lado al otro del estadio a los aficionados que realicen algún acto indebido o vandálico, se reportan a una centro de mando y se integra una base de datos.

Con base en ello, a quienes se identifique haciendo actos incorrectos serán desalojados del estadio y se prevé que ya no se les permita la entrada en futuros juegos, pues habrá también cámaras en la entrada que los reconocerán en cada cotejo.

Monroy destacó además que se instaló cableado de fibra óptica por todo el recinto ubicado en Toluca, y hay un equipo de personas quienes monitorean las diversas tomas en busca de posibles actos vandálicos, tanto en la porra local como en la de visitantes.

Para garantizar que no se introduzcan objetos peligrosos, el sistema de seguridad se activa cinco horas antes de los partidos y finaliza hasta que el último aficionado salga del recinto, expresó el directivo.