Tech

Netflix, y el problema de crecer demasiado

La compañía está presente en 130 países del mundo, sin embargo sus proyecciones de nuevos suscriptores para el segundo trimestre son las más bajas desde 2014, cuando estaba en la mitad de naciones. ¿Por qué?
Bloomberg
20 abril 2016 11:48 Última actualización 20 abril 2016 13:11
Netflix

(Archivo)

Ni los alemanes ni los singapurenses pueden ver la última temporada de 'House of Cards' en Netflix. Para los suscriptores en Japón, resulta difícil hallar programas en su lengua madre. Los indios y los filipinos no pueden encontrar mucho que ver. 

A pesar de lo grande que es Netflix, con 34.5 millones de suscriptores fuera de Estados Unidos, la empresa todavía está tratando de posicionarse en muchos mercados.

El lunes, la compañía de streaming de videos sorprendió a los inversores por la previsión de crecimiento del número de suscriptores internacionales para el segundo trimestre, el cual estaba muy por debajo a las estimaciones de 3.45 millones hechas por los analistas.

La empresa espera agregar 2 millones de cuentas nuevas fuera de Estados Unidos, el número más bajo desde mediados de 2014, cuando estaba disponible en menos de la mitad de los países.


La perspectiva decepcionante hizo entender a analistas e inversores que Netflix no replicará rápidamente su éxito de Estados Unidos en el escenario mundial.

En muchos de los mercados más nuevos, poca gente habla inglés y las tarjetas de crédito no son comunes.

Netflix había reportado cifras cada vez más grandes fuera de Estados Unidos, expandiéndose geográficamente cada pocos meses.

Sin embargo en enero después de su lanzamiento en 130 países, en gran parte se quedó sin lugares nuevos y  la empresa debe trabajar para popularizarse donde ya opera.

“Ahora, Netflix tendrá que mejorar la oferta de productos y quizá localizarse en algunas áreas para impulsar la aceleración”, dijo en una nota Benjamin Swinburne, analista de Morgan Stanley. Él proyecta que esas mejoras comiencen en el segundo semestre del año.

1
 Programas locales

 

House of Cards


Programas originales como 'House of Cards' y 'Daredevil' vienen impulsando el crecimiento hasta ahora, pero Netflix comenzó a producir programas en mercados como España, Brasil, Japón y Francia para aumentar su público mundial.

Entre la programación en otros idiomas están el drama político francés 'Marseille', que se estrenará el 5 de mayo, y la serie japonesa 'Hibana', que sale en junio.

La empresa elige proyectos que cree que tendrán éxito en más de un mercado: 'Marseille' está pensada para atraer no sólo a los franceses, sino a francófonos de todo el mundo, dijo el máximo responsable financiero, David Wells, en una llamada en conferencia el lunes.

Netflix se esfuerza en ofrecer la misma combinación de programas originales y con licencia en todo el mundo, para que los televidentes desde Hong Kong hasta Bogotá puedan acceder a la misma biblioteca.

Actualmente, algunos programas originales de Netflix, como 'House of Cards' y 'Orange Is the New Black', que ayudaron a atraer a casi 47 millones de clientes en Estados Unidos, no están disponibles para los abonados fuera de ese país.

Los productores otorgaron las licencias de esos programas a cadenas de televisión extranjeras antes de que Netflix se volviera ambiciosa con su expansión a más países.

DESAFÍOS

Un desafío cada vez mayor para Netflix es la competencia. Como el mercado de videos por streaming maduró, se volvió más difícil sorprender a los titulares.

En Europa, por ejemplo, Sky viene gastando más dinero en programas originales y cuenta con su propio servicio de streaming, Now TV.

Vivendi formó una alianza con Mediaset de Silvio Berlusconi para impulsar su presencia en Italia y España.

Yoshiharu Ryu, un médico de 45 años en Tokio, se inscribió a la prueba gratuita de un mes de Netflix.

A él le gustaron los programas disponibles: casi no durmió para verse todos los capítulos de 'Spartacus'. Pero después dio de baja el servicio y se suscribió a Prime, de Amazon.

Ryu se conformó con lo que describió como una biblioteca más pequeña porque le gustó la entrega anticipada de encomiendas y el streaming de música.

Más programas hechos en su país podrían haberlo llevado a tomar otra decisión.

“La mayoría de los japoneses prefiere ver contenidos en su lengua madre, el japonés, a menos que estés muy interesado en el aprendizaje de inglés”, dijo él.

: