Tech

Microsoft muestra Windows 10, con un toque empresarial

La empresa de tecnología se saltó el número 9 y presentó su nueva versión de sistema operativo: Windows 10, con la que busca reconquistar a los clientes empresariales que rechazaron Windows 8.
José Luis Leyva
30 septiembre 2014 13:22 Última actualización 30 septiembre 2014 13:59
Terry Myerson, jefe de Windows

Terry Myerson, jefe de Windows, presentó Windows 10 en un evento celebrado este martes en San Francisco. (Tomada de @windows)

Microsoft Corp. mostró los primeros detalles de su nuevo sistema operativo Windows, presumiento nuevas características, como una tienda de aplicaciones personalizable y mayor seguridad, con las que busca conquistar a los negocios que rechazaron la versión previa por considerarla confusa y difícil de usar.

Llamado Windows 10, el software reinstala el menú de Inicio y dejará a las compañías adaptar la tienda de aplicaciones a las necesidades de sus usuarios, dijo Terry Myerson, jefe de Windows, en un evento celebrado este martes en San Francisco.

El nuevo sistema operativo, diseñado para correr en dispositivos móviles y de escritorio, también separará información corporativa y personal en máquinas individuales para mejorar la seguridad, dijo.

Windows 10 incluirá tecnología para prevenir el robo de identidad y evitar cibercrímenes como el phishing, además de que utilizará un sofisticado sistema de contenedores redundantes para evitar la pérdida de información, todo respaldado por la nube.

"Windows 10 representa lo que nuestros consumidores y consumidores empresariales están demandando y lo que entregamos", dijo Myerson. "Correrá en el dispositivo más pequeño del internet de las cosas y en centros de datos de todo el mundo".

Windows 10 promete eliminar la fricción de utilizar el sistema operativo según se cambie de dispositivo, es decir que ofrece que la experiencia de usarlo en un teléfono inteligente, Xbox, tableta o computadora personal sea idéntica.

“El sistema va a ser más fácil de usar que Windows 8, mejora su usabilidad y administración para empresas, y además ofrece mucho más seguridad”, dijo Victor Aimi, director de comunicaciones para Microsoft América Latina en una entrevista exclusiva para EL FINANCIERO.

Una de las funcionalidades más atractivas del sistema operativo es la capacidad de acceder a los distintos “escritorios” o pantallas de inicio de los dispositivos que tengan instalado Windows 10 y estén conectados al mismo usuario.

En 2012, Microsoft renovó Windows para computadoras personales en un intento de recapturar a los consumidores que estaban optando por smartphones de Apple y tabletas que utilizaban el sistema operativo de Google.

Esa versión, Windows 8, añadió un diseño basado en pantallas touch al escritorio del programa, lo que muchos usuarios encontraron confuso.

La actualización fue mal recibida por los consumidores y molestó a los consumidores empresariales, lo que provocó que Microsoft actualizara el software para que algunas de las características pudieran ser desactivadas.

Ahora, Windows se está reenfocando en los clientes de negocios, con el objetivo de revivir las ventas mientras el CEO Satya Nadella también lleva a la compañía a desarrollar aplicaciones y servicios para sistemas operativos rivales, además de impulsar más servicios computacionales basados en la nube.

Aimi dijo que aunque aún no son públicos los planes de licenciamiento y precios, Windows 10 será un sistema operativo económico para las empresas que deseen adquirirlo.

Microsoft también introdujo hoy el Windows Insider Program, que ofrece un adelanto del sistema operativo a desarrolladores para que entreguen retroalimentación a la empresa antes de hacer el lanzamiento formal de Windows 10, esperado para abril del 2015.

Cuando Microsoft develó por primera vez Windows 8 a los desarrolladores en 2011, la actitud fue: "esto es Windows, les va a gustar", recordó Wes Miller, un analista de Directions on Microsoft, una firma de investigación en Washington. 

Ahora, la postura es más: "esperamos que les guste, digan si no es así".

"Los consumidores de hoy son frecuentemente los usuarios empresariales de mañana", detalló Miller. "Tenemos que ver algo que siga moviendo el balón hacia adelante para consumidores y tabletas y para las empresas".

Con información de Bloomberg