Tech

Microsoft lanza
Windows 10 sin la publicidad acostumbrada

El lanzamiento del nuevo sistema operativo de Microsoft, Windows 10, no tuvo la misma publicidad que las anteriores, pues a decir de Terry Myerson, jefe ejecutivo de Windows, esto no haría a los usuarios más felices, sino las características del software.
Bloomberg
29 julio 2015 19:11 Última actualización 29 julio 2015 19:11
Windows 10

Windows 10 (Bloomberg)

Después de los últimos 20 años, los lanzamientos de los nuevos sistemas operativos de Windows han sido marcados por las fiestas de ventas de media noche, juergas llenas de reporteros y las campañas de marketing de Microsoft más grandes.

La introducción de Windows 10 el 29 de julio fue mucho más tranquila: no sonó la campaña de apertura Nasdaq, no hubo promociones con comediantes famosos o canciones de los Rolling Stones, únicamente 13 fiestas alrededor del mundo para agradecerles a los voluntarios que han ayudado a depurar bloqueos y refinar el sistema operativo el último año.

“Tener un gran lanzamiento con celebridades será digno de aparecer en las noticias, pero no necesariamente el paso para tener un billón de usuarios Windows felices y comprometidos”, dijo el jefe ejecutivo de Windows, Terry Myerson.

Microsoft prometió a los accionistas que Windows 10 alcanzaría a tener 1 billón de usuarios en 3 años, lo cual le proporcionaría el ritmo de difusión más rápido de todos los tiempos, aún cuando la compañía se enfocara en otros productos. Se está apoyando en gran medida en los 5 millones de comprobadores de virus, conocidos como Iniciados de Windows (Windows Insiders), no sólo para hacer a Windows 10 mejor, sino para generar lealtad hacia el sistema operativo.

Es un reconocimiento humillante el hecho de que, mientras los consumidores cambian las PC por smartphones y tablets, el software de Microsoft ya no es la herramienta recurrida que alguna vez fue. En el 2000, Windows operaba en el 97 por ciento de los dispositivos del mundo, incluyendo teléfonos y tablets. Goldman Sachs estima que el día de hoy, ya están por debajo del 20 por ciento.

Con el jefe ejecutivo Satya Nadella, Microsoft ha comenzado a reconocer que la mayor competencia para la nueva versión de Windows ya no es su versión anterior.

Para extender mejor la influencia de Microsoft más allá de sus propios sistemas operativos, la compañía ha adquirido varios creadores de apps de iOS y Android e introdujo, por primera vez, nuevas versiones de las apps de Office en iOS y Android. El jefe de marketing, Yusuf Mehdi, habla de recuperar a sus clientes de “otros ecosistemas,” como aquellos creados por Apple y Google. Para lograrlo, Microsoft ha tratado de hacer a Windows 10 tan intuitivo y atrayente como sea posible.

Windows 8, lanzado en 2012, molestó a los usuarios convirtiendo la PC en una tablet, eliminando razgos familiares como el Menú de Inicio para introducir, en su lugar, un sistema de touchscreen basado en toques y arrastres que sólo un pequeño porcentaje de las PC podía aprovechar, o bien, acomodarse del todo. La nueva edición restaura el Menú de Inicio y les permite a los usuarios cambiar más fácilmente entre la configuración de touchscreen y una interfaz más tradicional de ‘apunta-y-click’. Es mucho más natural que la configuración de Windows 8, mas no exactamente revolucionaria.