Tech

Mexicanos avanzan
con nanotecnología
para evitar la ceguera

A través de la nanotecnología, dos médicos mexicanos, en conjunto con la firma estadounidense Opko Health, desarrollan unas gotas para tratar afectaciones en la retina, entre ellas el edema macular diabético, la principal causa de pérdida moderada de visión a nivel mundial.
Jair López
26 julio 2015 19:35 Última actualización 27 julio 2015 4:55
oftalmológo

Las gotas de los investigadores mexicanos podrían evitar inyecciones intraoculares caras y dolorosas. (Bloomberg)

Los doctores mexicanos Arturo Santos y Carlos Altamirano del Centro de Retina Médica y Quirúrgica, en conjunto con la firma estadounidense Opko Health, usan la nanotecnología para desarrollar un tratamiento tópico, es decir, unas gotas, que tienen el mismo efecto que las inyecciones intraoculares, empleadas para tratar afectaciones en la retina, entre ellas el edema macular diabético, la principal causa de pérdida moderada de visión a nivel mundial.

A diferencia de los tratamientos convencionales, que se llevan a cabo a través de una inyección que es aplicada directamente al ojo, las gotas creadas por los mexicanos reducirían los riesgos de infección y los procesos dolorosos que implican, explicó en entrevista Arturo Santos, director del Centro e investigador nivel dos del Sistema Nacional de Investigadores.

Esta solución nanotecnológica emplea liposomas de última generación, utilizados en biología molecular, los cuales funcionan como vectores que encapsulan y facilitan la introducción del fármaco en la retina, señaló el especialista.

Además, destacó Santos, permitiría el acceso de este tratamiento a un número mayor de pacientes.

“El tener que poner una inyección intraocular requiere de capital humano y de infraestructura y equipo especializado, esto sube mucho el costo y el acceso es bastante restringido”, detalló.

El experto dijo que aún no se tiene un costo establecido para este tratamiento, pues está en fase de prueba, sin embargo, consideró que el costo se reduciría considerablemente, respecto a los productos que se encuentran en el mercado y cuyo valor puede alcanzar hasta 18 mil pesos en México y 2 mil dólares en Estados Unidos.

“La innovación es una plataforma para la utilización de fármacos hacia el interior del globo ocular, más que un producto en particular”, comentó.
El tratamiento ya fue probado con estudios de cámara de difusión y en conejos, obteniendo resultados positivos.

Actualmente, el Centro de Retina Médica y Quirúrgica, y la firma Opko Health, que cotiza en el New York Stock Exchange, se encuentran esperando la aprobación de la Cofepris para llevar a cabo en Jalisco pruebas clínicas del tratamiento en humanos.

El investigador estimó que el potencial del mercado es de 12 mil millones de dólares.

ADN INNOVADOR

Santos destacó que el Centro de Retina Médica y Quirúrgica desarrolla actividades de investigación y emprendimiento de base tecnológica en medicina en México con el objetivo de revertir la situación actual, en la que el 90 por ciento de la tecnología en el sector salud del país es importada.

“Hay que cambiar esa proporción. Es importante tratar de que se multipliquen esfuerzos como éste”, recalcó el investigador.

Santos señaló que los fondos para el desarrollo de este proyecto han venido de una inversión conjunta del Centro y la compañía Opko Health, con sede en Miami, Florida. El doctor no precisó el monto.