Tech

Las startups diversifican sus negocios para
ganar clientes

Empresas emergentes como Uber, Evernote o Aventones decidieron diversificar sus servicios más allá de sus especialidades para ganar más clientes e incrementar sus ingresos.
Ana Martínez
01 septiembre 2014 22:14 Última actualización 02 septiembre 2014 4:55
Evernote

Evernote pasó de ser una herramienta de software a la venta de productos online. (Archivo)

Uber, Evernote, Crowdfunder, Square y Aventones son algunas de las empresas tecnológicas emergentes que dieron un paso más allá de sus negocios iniciales y le entraron a las entregas de comida, comercio electrónico de artículos de papelería o reservaciones en línea para ganar clientes y aumentar sus ingresos.

Uber comenzó como un servicio para pedir un chofer privado a través de una aplicación móvil y fue modificando su portafolio de servicios para ofrecer mudanzas, entregas de comida a oficinas, transporte escolar y mensajería en San Francisco, Nueva York, Atlanta y Nashville, algunas las ciudades con más viajes diarios para la compañía.

“Uber busca hacer productos y servicios que se adapten a las necesidades de cada ciudad y con propuestas de valor únicas. El mayor reto siempre es entender cuál producto se adapta mejor al mercado y nivel regulatorio”, explicó Rodrigo Arévalo, director general de la compañía en México.

Evernote pasó de ser sólo una herramienta de software de productividad compatible con todas las pantallas, la cual compite con Word de Microsoft y Docs de Google Docs, a la venta en línea de productos de oficina.

“El comercio electrónico de penultimate (la pluma para tabletas de la firma), mochilas, Moleskines y otros artículos de papelería han tenido una muy buena respuesta entre el público mexicano y están incrementando su peso en el pie de nuestros ingresos”, señaló Luis Samra, director general de Evernote para América Latina.

Crowdfunder inició como una plataforma para vincular a más de 10 mil emprendedores con un pool superior a 4 mil inversionistas cuando las startups están listas para levantar capital, además de colaboraciones entre México, América Latina y Estados Unidos para cabildear en la elaboración de leyes que faciliten las posibilidades de invertir en otros mercados.

Crowdfunder México diversificó sus operaciones para poder invertir directamente en las empresas, pues los socios de la firma invierten 30 mil dólares mensuales de su propia bolsa.

Aventones, el proyecto emprendedor de Cristina Palacios, Ignacio Cordero y Alberto Padilla, comenzó en 2010 como un software para que los empleados de empresas y oficinas de gobierno, así como estudiantes en las universidades que tenían rutas y horarios en común para desplazarse, pudieran compartir sus vehículos y ahorrar en gasolina y estacionamientos.

Dicho proyecto cuenta con más de 80 clientes en cuatro países de América Latina, pero ahora dio paso a Rides, el servicio que conserva el modelo de economía colaborativa de Aventones, pero que deja a los usuarios crear redes de confianza con desconocidos.

“Rides es como Aventones, pero basado en viajes de una ciudad a otra; se busca que la gente llene sus coches cuando viaja y para eso tenemos muchas capas para verificar la identidad de las personas”, dijo Palacios. La firma ya registra un promedio de 700 viajes mensuales.