Tech

Lanix, el smartphone mexicano de bajo costo

Con una estrategia basada en entender a los usuarios y fabricar equipos que cumplan con sus necesidades a un costo accesible, Lanix, que actualmente es la quinta marca más vendida en México, espera terminar este año en los primeros tres lugares, dijo Gabriel González, director de Comercial de la compañía.
Notimex
05 octubre 2014 16:20 Última actualización 05 octubre 2014 16:20
Lanix

El público objetivo de Lanix son las personas que están comprando su primer smartphone y quiere lo último en tecnología, pero a un precio razonable y con calidad. (Tomada de http://www.lanixmobile.com/)

La compañía mexicana Lanix pretende alcanzar la tercera posición del mercado de smartphones en el país con equipos de alta calidad y bajo costo.

El director de Comercial de la compañía, Gabriel González, señaló a Notimex que su estrategia está basada en entender a los usuarios y fabricar equipos que cumplan con sus necesidades a un costo accesible; además de una buena atención al consumidor.

“Analizamos todas las tendencias, nuestro objetivo son las personas que están comprando su primer smartphone y quiere lo último en tecnología, pero un precio razonable y con calidad, que no sea un equipo desechable”, afirmó.

De acuerdo con González, en México hay una gran necesidad de conexión, sin embargo no hay suficientes dispositivos a la mano o son excesivamente caros, por lo que ven una gran oportunidad.

Comentó que actualmente son la quinta marca más vendida en México y esperan terminar este año en los primeros tres, detrás de Samsung y Apple, para después mantenerse en ese lugar.

En este sentido, el director de Tecnología de Lanix, Jorge Noriega, indicó que desde su proceso de desarrollo y planeación, buscan que los equipos cuenten con todas las características necesarias para que las personas tengan una buena experiencia, desde temas de memoria, calidad, cámara y la pantalla.

Ambos directivos aseguraron que el principal reto es la competencia de los teléfonos chinos que entran al país, los cuales muchas veces no cumplen con los estándares de calidad necesarios.

Gabriel González expuso que eso equipos no pasan por ninguna prueba de redes, por lo que no están cumpliendo con un proceso de homologación y a veces pueden generar problemas en la conexión.

“Nosotros si cumplimos, pasamos un proceso de seis meses de pruebas para asegurar que los equipos estén totalmente latinizados para funcionar en el país”.