Tech

La 'pesadilla' de Samsung cada vez es más grande con el Galaxy Note 7

Las acciones de la empresa se han visto afectadas, luego de retirar este modelo al descubrir que las baterías explotan. Analistas pronostican que los efectos para Samsung podrían ser peores.
Bloomberg
12 septiembre 2016 11:53 Última actualización 12 septiembre 2016 13:11
Galaxy Note 7

(Bloomberg)

Samsung Electronics perdió 22 mil millones de dólares de valor de mercado en dos días en tanto los inversores están teniendo en cuenta un golpe más fuerte a su balance a raíz de las prohibiciones y advertencias que pesan sobre sus teléfonos inteligentes Note 7.

Las acciones se desplomaron 11 por ciento desde el viernes pasado, la mayor caída en dos días desde 2008, después de que los reguladores estadounidenses se unieron a la empresa para advertir a los usuarios que apagaran sus Note 7 y se abstuvieran de cargarlos.

Las autoridades de aviación y las aerolíneas han solicitado a los pasajeros que no utilicen los aparatos durante los vuelos.

La caída de la acción sugiere que el daño para la marca de Samsung podría superar ampliamente las estimaciones iniciales de mil millones de dólares por el retiro del mercado de un producto individual.

La compañía invirtió fuerte en la comercialización de su nombre en los últimos años y esperaba obtener una ventaja sobre Apple presentando su dispositivo unas semanas antes de que se conociera el nuevo iPhone.

1
ESA VENTAJA AHORA DESAPARECIÓ

 

Samsung Galaxy Note 7

“La pesadilla de Samsung es cada vez más grande”, dijo Bryan Ma, vicepresidente de investigación en materia de dispositivos en IDC. Es posible que en vez de aislar el Note 7, las aerolíneas decidan prohibir todos los teléfonos Samsung debido a la dificultad de distinguir entre los modelos.

“De ser así, el Note 7 podría terminar arrastrando al resto de la cartera”.

Samsung anunció el retiro del mercado el 2 de septiembre después de haber constatado que alrededor de tres docenas de teléfonos inteligentes de alta gama tenían baterías que se incendiaban o explotaban.

El sábado 10 de septiembre, Samsung dijo a los usuarios en Corea del Sur que dejaran de usar los dispositivos y que los llevaran a sus centros de servicio técnico –a menos de un mes de su debut.

El Note 7 con baterías nuevas se conseguirá a partir del 19 de septiembre. La compañía con sede en Suwon, Corea del Sur, dijo que antes de su retiro se habían despachado 2.5 millones de teléfonos, incluidos los que estaban en manos de consumidores y operadores.

La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo (CPSC es su sigla en inglés) estadounidense y Samsung están manteniendo negociaciones para un retiro oficial de los dispositivos lo más pronto posible.

Casi todos los retiros de la Comisión se realizan voluntariamente en forma conjunta con la empresa y el alcance de una acción sobre el Note 7 podría ser idéntico al que Samsung ya sugirió a los consumidores.

Pero cuando se involucra este organismo, dispara protecciones adicionales para las personas. Por ejemplo, una vez que actúa la Comisión, la ley estadounidense prohíbe la venta o reventa del artículo retirado.

“La incertidumbre respecto del retiro del Note 7 creció luego de las reacciones severas de Estados Unidos”, dijo Lee Seung Woo, analista de IBK Securities en Seúl.

“Samsung debe recomponer esta situación lo antes posible reemplazando todos los dispositivos Note 7 para tranquilizar a los clientes. En el peor de los casos, Samsung debe pensar en discontinuar las ventas del Note 7 por un tiempo”.

:
>