Tech

Joven convierte basura marina en combustible

Boyan Slat es un joven de 21 años que fundó la firma The Ocean CleanUp, la cual a través de su tecnología podría limpiar la basura en el mar para convertirla en combustible sintético. La idea surgió cuando Slat visitó Grecia, y mientras buceaba encontró más bolsas de plástico en el mar, que peces.
Jair López
13 septiembre 2015 18:14 Última actualización 14 septiembre 2015 12:19
La idea de Slat surgió cuando tenía 16 años, en una visita al mar de Grecia.

La idea de Slat surgió cuando tenía 16 años, en una visita al mar de Grecia. (Cortesía)

Boyan Slat, de 21 años, es uno de los 20 emprendedores más prometedores, de acuerdo con la firma Intel, por ser el fundador de The Ocean CleanUp, una compañía que a través de su tecnología podría limpiar la mayor isla de basura en el Pacífico Norte, para convertirla en combustible sintético.

Su idea nació cuando tenía 16 años, en una visita a Grecia donde encontró más bolsas de plástico en el mar, que peces mientras buceaba.

“Todo el mundo me dijo: Oh, no hay nada que puedas hacer al respecto, una vez que el plástico llega a los océanos. Me pregunté si eso era cierto. Para un proyecto de ciencias de la escuela secundaria me dediqué medio año para entender el problema en sí, y por qué es tan difícil de limpiar. Esto eventualmente condujo al nacimiento del concepto de The Ocean CleanUp”, explicó Slat a través de un correo electrónico a EL FINANCIERO.

Su tecnología consiste en desplegar al menos 100 kilómetros de una red en esa área del océano, lo que permitiría recolectar en 10 años el 42 por ciento de la basura, estimada en 70 millones 320 kilogramos de residuos plásticos en su mayoría.

De forma convencional, usando botes y personal, recolectar toda la basura tomaría 79 mil años. Sin embargo, el proyecto va más allá. El joven y las empresas con las que tiene alianza propusieron un método para aprovechar los residuos rescatados llamado pirólisis, que permitiría recuperar el plástico para hacer combustible, o incluso, usarlo como composta.

Este proceso químico consiste en la descomposición de productos plásticos a altas temperaturas, sin que estos liberen químicos o contaminantes al medio ambiente.

La pirólisis se puede usar para producir combustible líquido similar al gasoil a partir de biomasa sólida o plásticos.

De acuerdo con las empresas asociadas se ha demostrado que la producción de combustible a partir de los desechos marinos presenta la posibilidad de obtener un rendimiento del 77 por ciento, mayor que el 53 por ciento generado en el proceso normal de producción de gasolina.

Es, definitivamente, una idea bastante simple, y creo que esa es una de las razones por las que nadie había pensado en ello, porque de alguna manera tenemos la idea de que un problema complicado requiere una solución complicada

1
EXITOSO PROYECTO

Slat reunió 2.2 millones de dólares a través de la plataforma de fondeo colectivo Kickstarter y la difusión le permitió sumar a su equipo varios especialistas, científicos y colaboradores.

El emprendedor señala que por ahora su intención es llevar a cabo la operación de la limpieza del “parche de basura en el océano” y mirando hacia el 2020 comenzar a obtener beneficios económicos de la extracción de la basura.

Boyan Slat

Nuestro objetivo es empezar la limpieza del parche de basura del Pacífico en 2020. El objetivo final es contar con sistemas de limpieza en todos los ríos y océanos del mundo en cerca de 5 a 10 años a partir de ahora

En 2016, el joven emprendedor comenzará una prueba piloto en una zona del mar chino.