Tech

¡Más dramas en Uber! Inversionista va contra su fundador

La firma de capital de riesgo Benchmark demandó al ex-CEO de la tecnológica, Travis Kalanick, por haberla engañado en un intento por aumentar su poder dentro de la junta directiva.
Bloomberg
10 agosto 2017 17:5 Última actualización 10 agosto 2017 19:15
Travis Kalanick, ex-CEO de Uber. (Bloomberg)

Travis Kalanick, ex-CEO de Uber. (Bloomberg)

El expresidente ejecutivo de Uber Technologies, Travis Kalanick, supuestamente engañó al inversionista Benchmark para permitirle llenar tres de los asientos de la junta directiva de la compañía de transporte on demand, de acuerdo con una demanda presentada el jueves pidiendo su salida como director de la compañía.

Benchmark, que tiene una participación de 13 por ciento en Uber, alega que Kalanick participó de un fraude para engañar a los inversionistas sobre su esfuerzo por llenar el directorio de la firma con aliados dispuestos a mantenerlo como director después de ser removido como máximo ejecutivo de la compañía.

La demanda gira entorno a una decisión que tomó Kalanick en 2016 para aumentar el tamaño de la junta de ocho a 11 miembros, uno de los cuales se quedó el propio ex-CEO antes de dejar el cargo, de acuerdo con la CNBC.

"Kalanick adquirió un nivel desproporcionado de influencia sobre la junta, asegurando que seguiría desempeñando un papel destacado en la dirección estratégica de Uber, incluso si era obligado a dimitir como presidente ejecutivo", declararon los abogados de Benchmark en la denuncia presentada en una corte en Delaware.

La demanda además acusa a Kalanick por ocultar información intencionalmente y evitar que se divulgara su mala administración y sus malas prácticas. 

Como ejemplo, cita un caso en el que personal a cargo de Kalanick habría estado implicado en el presunto robo del expediente médico de una mujer que fue violada por un conductor de Uber en India.

Uber se negó a comentar. Un portavoz de Kalanick no respondió inmediatamente a solicitudes de comentarios.

La demanda es la culminación de una amarga lucha entre Benchmark y Kalanick. Bill Gurley, socio de la firma de capital de riesgo, lideró un esfuerzo para derrocar a Kalanick como presidente ejecutivo en junio.

Reunió a otros cuatro accionistas importantes para aprobar una carta pidiendo su dimisión. La carta citaba el juicio de secretos comerciales de Waymo y el uso de la tecnología conocida como Greyball para engañar efectivamente a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que buscan atrapar a conductores que violan la ley. Ambos temas se destacan en la demanda.

El caso es Benchmark Capital Partners VII LP vs. Travis Kalanick, CA 2017-0575, Delaware Chancery Court (Wilmington).