Tech

Holanda convierte sus ciclovías en 'caminos solares'

El ‘SolaRoad’ o camino solar es un innovador proyecto que consiste en la colocación de paneles solares cubiertos de vidrio grueso a lo largo de una ciclovía; la medida busca aprovechar los 35 mil kilómetros de ciclovía con los que cuenta el país.
AP
12 noviembre 2014 19:34 Última actualización 12 noviembre 2014 19:35
El proyecto llamado "SolaRoad" (camino solar) utiliza las calles como posible telón para acumular energía solar. (AP)

El proyecto llamado "SolaRoad" (camino solar) utiliza las calles como posible telón para acumular energía solar. (AP)

KROMMENIE, Holanda.- Holanda pone en marcha esta semana un proyecto llamado "SolaRoad" (camino solar), que utiliza las calles como posible telón para acumular energía solar. Como corresponde para un país de fanáticos de la bicicleta, el primer camino es una ciclovía cerca de Ámsterdam.

El camino está construido con grandes módulos de paneles solares cubiertos con vidrio grueso a prueba de desgaste. Un revestimiento adicional de plástico traslúcido rugoso impide los resbalones.

Sten de Wit, de la firma de ingeniería TNO, dijo que cada metro cuadrado de camino genera 50 a 70 kilovatios/hora de energía por año. Con esto basta un tramo de 70 metros para dar energía a una vivienda.

1
AHORRO DE ESPACIOS

El proyecto piloto durará tres años y tendrá un costo de 3 millones de euros (3.7 millones de dólares).

Según de Wit, a medida que se abaratan los paneles, los caminos gozarán de los beneficios de la economía de escala. El área de generación es prácticamente ilimitada: en Holanda hay 35 mil kilómetros de ciclovías.

A diferencia de las usinas eléctricas, los caminos solares se pueden instalar cerca de las viviendas y no ocupan tierras que se necesitan para otros fines. Esto es crucial en Holanda, uno de los países más densamente poblados del mundo y a la vez uno de los más cultivados.

El proyecto llamado "SolaRoad" (camino solar) utiliza las calles como posible telón para acumular energía solar. (AP)

De Wit dice que a pesar del costo elevado de diseñar, construir, instalar y evaluar el rendimiento del primer SolaRoad, los proyectos posteriores podrían ser rentables en menos de un decenio. A medida que las celdas solares se vuelven más baratas y eficientes, la instalación y el mantenimiento se vuelven la parte más costosa de la energía solar.

"Las instalaciones en los techos tienen superficies pequeñas y es necesario conectar cada una individualmente a la red (eléctrica)", dijo. En cambio, "cada camino mide kilómetros" y es fácil interconectar los segmentos para conectarlos a la red en lugares estratégicos.

"Eso significa que habrá más ahorros por haber más volumen ", dijo. "Se podrán reducir los costos de instalación en forma proporcional".

El proyecto ya está en marcha y generando electricidad antes de su inauguración formal el martes.