Tech

Google quiere convertir la computación cuántica en un gran negocio

El objetivo de la empresa es estimular el desarrollo de herramientas y aplicaciones para la computación cuántica y convertirla en un servicio de computación en la nube más rápido y potente, de acuerdo con personas informadas sobre el tema. 
Mark Bergen | Bloomberg
17 julio 2017 10:44 Última actualización 17 julio 2017 10:45
cables

cables (Bloomberg)

Durante años, Google ha dedicado tiempo y dinero a uno de los sueños más ambiciosos de la tecnología moderna: la construcción de una computadora cuántica que funcione. Ahora la compañía está pensando la manera de convertir el proyecto en un negocio.

Computadora cuántica
Las computadoras cuánticas tiene átomos como transistores ('qubits') que permiten que existan una serie de combinaciones o superposiciones de 0 y 1 al mismo tiempo.

Los bits cuánticos le dan la capacidad a una computadora de realizar múltiples cálculos al mismo tiempo, y al ser menos estables que los bits tradicionales necesitan ser aislados en grandes máquinas que puedan enfriarlos

En los últimos meses, Google de Alphabet les ha ofrecido a los laboratorios científicos y los investigadores de la inteligencia artificial acceso temprano a sus máquinas cuánticas a través de internet.

El objetivo es estimular el desarrollo de herramientas y aplicaciones para esa tecnología y, en última instancia, convertirla en un servicio de computación en la nube más rápido y potente, según las personas a las que se ha informado del plan.

Una diapositiva de presentación de Google, obtenida por Bloomberg News, detalla el hardware cuántico de la compañía, incluyendo un nuevo laboratorio al que llama “centro de datos cuánticos embrionarios”. Otra diapositiva del software muestra información sobre ProjectQ, una iniciativa de código abierto para que los desarrolladores escriban código para computadoras cuánticas.

“Son bastante abiertos con respecto a que están construyendo hardware cuántico y que en algún momento futuro lo convertirán en un servicio en la nube”, dijo Peter McMahon, investigador de computación cuántica de la Universidad de Stanford.

Estos sistemas amplían los límites de cómo funcionan los átomos y otras partículas minúsculas para resolver problemas que las computadoras tradicionales no pueden manejar.

La tecnología todavía está saliendo de una larga fase de investigación y sus capacidades son objeto de un intenso debate. Sin embargo, los incipientes esfuerzos de Google para comercializarlo y medidas similares de International Business Machines están inaugurando una nueva etapa de competencia en el creciente mercado de la nube.

Jonathan DuBois, científico del Lawrence Livermore National Laboratory, dijo que el personal de Google ha sido claro acerca de los planes para abrir la maquinaria cuántica a través de su servicio en la nube y prometió que el gobierno y los investigadores académicos tendrían acceso libre. Un portavoz de Google se negó a comentar.

Brindar acceso temprano y gratuito al hardware especializado para promover el interés encaja con la estrategia a largo plazo de Google para expandir su negocio en la nube.

En mayo, la compañía presentó un chip, llamado Cloud TPU, que alquilará a los clientes de la nube como servicio pago. Además, a un número selecto de investigadores académicos se le está dando acceso a los chips sin costo alguno.

Mientras que las computadoras tradicionales procesan bits de información como unos o ceros, las máquinas cuánticas dependen de 'qubits' que pueden ser un uno, un cero o un estado intermedio en cualquier momento.

Todavía no está claro si esto funciona mejor que las supercomputadoras existentes. Y la tecnología aún no es compatible con la actividad comercial.

Aun así, Google y un número creciente de otras compañías piensan que transformará la informática mediante el procesamiento de algunas tareas importantes millones de veces más rápido.

El gigantesco fondo nuevo Vision de SoftBank Group está buscando inversiones en esta área, e IBM y Microsoft trabajan en ello desde hace años, además de la startup D-Wave Systems. 

: