Tech

La estrategia detrás del nuevo Pixel de Google

Su debut marca las primeras señales de que Google quiere entrar en el negocio del hardware y los smartphone, y demuestra que la empresa está dispuesta a correr el mismo riesgo que han tomado firmas como Samsung Electronics y LG Electronics que venden teléfonos basados en Android.
Redacción
04 octubre 2016 12:1 Última actualización 04 octubre 2016 14:37
Los teléfonos Pixel cuentan con un asistente virtual similar a Siri y son los primeros en presumir el nuevo sistema operativo Nougat 7.1 de Android.

Los teléfonos Pixel cuentan con un asistente virtual similar a Siri y son los primeros en presumir el nuevo sistema operativo Nougat 7.1 de Android.

Entrar en el negocio de desarrollo de smartphones es un compromiso financiero y operativo grande, además de arriesgado, sin embargo, Google necesitaba su propio teléfono para asegurar la distribución de sus servicios web, y las ofertas más complejas como la realidad virtual y aumentada.

Fue por eso que en el verano de 2015, Sundar Pichai, el director ejecutivo de Google aprobó el proyecto para crear su primer smartphone Pixeles, un desarrollo que inició en otoño del año pasado.

"La diferencia con este dispositivo es que empezamos desde el principio", dijo Dave Burke, vicepresidente de Android para Google.

Este trabajo se materializó este martes, cuando Google Alphabet presentó sus nuevos smartphones Pixel y una versión más grande Pixel XL, los primeros teléfonos conceptualizados, diseñados, desarrollados y probados en ‘casa’, que podrán competir con el icónico iPhone de Apple.

Los nuevos Pixel y Pixel XL, que reemplazan a la línea de teléfonos Nexus, tienen 4 gigas de RAM y cámara posterior de 12.4 megapixeles y delantera de 8.

La versión más chica mide 14.3 por 6.9 centímetros y la XL, 15.4 por 7.5. Los teléfonos Pixel cuentan con marcos de aluminio y vidrio delgado en colores negro, plata o azul.

El modelo más pequeño -que costará 649 dólares - tiene 32 gigabytes de almacenamiento y cuenta con una pantalla de 5 pulgadas, mientras que el modelo más grande -que tendrá un precio de 769 dólares-, tiene una pantalla de 5.5 pulgadas, que coincide con el tamaño del iPhone 7 Plus.

Además Google tendrá una opción de almacenamiento de 128 gigabytes -que alcanzará un precio de hasta 869 dólares- también en línea con su equivalente iPhone 7 Plus.

En México Google Store aún no tiene operaciones.

Los teléfonos Pixel cuentan con un asistente virtual similar a Siri, cámara característica con flash y son los primeros en presumir nuevo sistema operativo Nougat 7.1 de Android.

Su debut marca las primeras señales de que Google quiere entrar en el negocio del hardware y los smartphone, y demuestra que la empresa está dispuesta a correr el mismo riesgo que han corrido firmas como Samsung Electronics y LG Electronics que venden teléfonos basados en Android.

"Google arranca como vendedor de este teléfono", dijo Rick Osterloh, jefe de la nueva división de hardware de la compañía.