Tech

Google inicia pruebas de autos inteligentes en Texas

Luego de realizar pruebas previas en Silicon Valley, la compañía espera recopilar información sobre cómo actúan sus autos inteligentes ante distintas condiciones de tráfico, rutas y personas.
Reuters
07 julio 2015 11:58 Última actualización 07 julio 2015 11:58
Google enviará un segundo prototipo especialmente equipado de un Lexus RX450h esta semana hacia Austin.

Google enviará un segundo prototipo especialmente equipado de un Lexus RX450h esta semana hacia Austin. (AP)

Google comenzó a probar sus automóviles inteligentes en Austin, Texas, extendiendo sus esfuerzos para recopilar información sobre cómo los prototipos interactúan con el tráfico, las condiciones de ruta y la gente, dijo la compañía.

La empresa ha estado probando prototipos semejantes desde el 2009, en mayor parte en su sede de Silicon Valley en Mountain View, California.

Google enviará un segundo prototipo especialmente equipado de un Lexus RX450h esta semana hacia Austin.

El mes pasado, la compañía comenzó a probar prototipos inteligentes pequeños y con forma de burbuja de diseño propio en caminos públicos en los alrededores de Mountain View.

Google y otras automotrices y proveedores han dicho que la tecnología para construir autos inteligentes podría estar lista para el 2020.

Ejecutivos del gigante de Internet dijeron que la compañía no quiere construir sus propios autos, sino que preferiría hallar un socio de desarrollo y producción.

Sin embargo, la mayoría de las automotrices multinacionales están desarrollando sus propios vehículos automatizados diseñados para controlar las funciones principales como la dirección, frenos y la disminución de la velocidad sin esfuerzo humano.

Los autos inteligentes de Google llevan humanos que pueden asumir el control manual de los vehículos en caso de ser necesario.

Un comunicado de prensa de Google divulgado el martes citó al Departamento de Transporte de Texas diciendo que "damos la bienvenida y apoyo a la prueba de un vehículo automatizado" en Austin.

Tanto Google como Apple tienen oficinas en Austin, un emergente centro tecnológico en el suroeste de Estados Unidos.