Tech

Google acelera paso
para crear robots
de ciencia ficción

A pesar de que Google se resiste a hablar públicamente sobre sus avances en robótica, de acuerdo con investigaciones publicadas se sabe que el gigante tecnológico está trabajando en las bases para crear robots inteligentes y multifuncionales.
Bloomberg
15 octubre 2015 16:6 Última actualización 16 octubre 2015 15:51
Boston Dynamics

Boston Dynamics es una empresa de ingeniería y robótica, que fue adquirida en 2013 por Google. (Tomada de YouTube)

Los videos de los robots de Google, algunos con aspecto de toros mecánicos y otros con aire de humanoides de película de ciencia ficción, han sido vistos millones de veces en línea. A pesar de esa fama en YouTube, Google se resiste a discutir públicamente sus avances en robótica. Tras bambalinas, sin embargo, la compañía está sentando las bases de los robots inteligentes y multifuncionales, según investigaciones publicadas en fondos académicos y entrevistas con personas familiarizadas con los proyectos.

Como parte de una reestructuración para separar sus servicios de internet de las unidades de investigación y empresas de otro giro, Google creará una división independiente de robótica dentro de la entidad paraguas bautizada como Alphabet, afirma una persona familiarizada con los planes.

Boston Dynamics -un fabricante de robots para el ejército estadounidense, Sony y otros que desarrollaron los populares robots en YouTube- operarán con cierta autonomía dentro del recién formado grupo, dice nuestra fuente, que pidió mantenerse en el anonimato porque los planes no se han hecho públicos.


La autonomía dentro de Alphabet podría ayudar a acelerar el desarrollo de sistemas robóticos capaces de resolver una amplia gama de problemas cotidianos. El brazo de Google dedicado a la robótica, que ha crecido sustancialmente en los últimos dos años gracias a por lo menos ocho adquisiciones (incluida Boston Dynamics), ya ha hecho progresos. La compañía está utilizando sus inmensos recursos para construir máquinas que algún día puedan servir como ayudantes domésticos o androides de seguridad.

La investigación publicada periódicamente revela avances técnicos y es una hoja de ruta para entrever el futuro de los robots de Google. Por ejemplo, la compañía está experimentando con la implantación de breves videoclips en los cerebros electrónicos de las máquinas para mejorar su visión, según se desprende de un artículo de Google publicado el 4 de septiembre en el repositorio Arxiv de la Universidad de Cornell. La técnica utiliza fragmentos de video para que las computadoras comprendan mejor cómo luce un plátano, por ejemplo, desde múltiples ángulos. El sistema también puede funcionar con video filmado en los teléfonos móviles estándar, escriben los investigadores.

Google no ha discutido cómo piensa rentabilizar sus ambiciones robóticas. Scott Strawn, analista de la firma de investigación IDC, no prevé que la firma comercialice su tecnología en el corto plazo. Pero los robots son una extensión natural de la inteligencia artificial (IA), una importante área donde Google ha invertido en investigación y otros productos, señala. 

Tienen en su nómina a muchos de los expertos mundiales en IA. Cabe esperar que estén a la vanguardia de esa tecnología, y eso es lo que permitirá un programa en robótica


Cuando expertos en la materia se reunieron en San José hace un par de semanas en la conferencia RoboBusiness para hablar sobre la evolución de las capacidades de las máquinas, la IA y otros temas, Google estaba en la mente de muchos. "Están trabajando en soluciones genéricas a problemas muy difíciles", apunta Melonee Wise, directora de la startup Fetch Robotics. Un área donde Google está muy por delante de la competencia es en el reconocimiento de imágenes y objetos, dice Wise, quien antes trabajó en la incubadora de robótica Willow Garage, que vendió algunos activos a Google.

El equipo de inteligencia artificial de DeepMind Google ha comenzado a aplicar en robots una versión de su sistema de software de aprendizaje. Una versión anterior de dicho sistema permitía que las computadoras aprendieran a jugar y dominar videojuegos antiguos. La versión robot, descrita en un artículo publicado el 9 de septiembre, aprendió a resolver más de 20 tareas simuladas, entre ellas conducir un coche, golpear un disco de hockey y caminar, viendo imágenes de baja calidad. Google también resolvió recientemente otro espinoso problema en robótica: enseñarle a los robots cómo agarrar un objeto. Junto con la Universidad de Washington, Google desarrolló un sistema que permite a los robots clasificar un objeto dentro de una fracción de segundo y encontrar el lugar adecuado para tomarlo, de acuerdo con otro estudio reciente.

Jeff Dean, investigador en Google, dice que su equipo está estudiando el uso de técnicas de "aprendizaje profundo", que permiten a los ordenadores descubrir patrones en grandes cantidades de datos, para mejorar la manera en que los robots ven y se desplazan por el mundo. "Tenemos un par de robots con los que jugamos", dice Dean.


Larry Page
, que se convertirá en director ejecutivo de la nueva Alphabet, ha dedicado esfuerzos importantes a la robótica, pero algunos ejecutivos de la industria se muestran escépticos sobre las metas a largo plazo de la compañía. Rich Mahoney, director del laboratorio de robótica en SRI International, duda que un robot llegue a materializarse como un producto real. Pase lo que pase, Google probablemente no se apresurará a presentarnos un robot en fechas próximas, dice Steve Cousins, CEO de la startup Savioke y el exjefe de Willow Garage. "Ellos tienen la oportunidad de hacer algo a largo plazo".

Los proyectos de Google en la esfera robótica han sido en su mayoría autónomos, pero la compañía ha comenzado a colaborar, en pequeñas cosas, con otros grupos. Uno de ellos es la Fundación Open Source Robotics, que participa en el desarrollo de un sistema operativo libre diseñado para ejecutarse en muchos tipos diferentes de robots. El sistema operativo Robotics, o ROS, ha sido adoptado por algunos grupos dentro de Google, dice Nate Koenig, director de tecnología de la fundación. Google, al igual que otros usuarios de ROS, notifica a la fundación de los errores de software que encuentra y ayuda a corregirlos, explica Koenig.

Los ingenieros de Google también han trabajado con la fundación de Project Tango, un sistema experimental para agregar capacidades sofisticadas de mapeo de espacios en los dispositivos móviles.
Todo esperan a ver si Google adopta plenamente el sistema ROS de código abierto o crea un sistema operativo rival como lo hizo en los teléfonos y las computadoras, dice Koenig. "Podrían idear su propio Android. Pero también podrían decantarse por ROS", comenta.