Tech

Estudiante mexicano crea cargador solar portátil para smartphones

Un estudiante de la UNAM desarrolló un cargador portátil, utilizando celdas solares, para alimentar smartphones, tabletas y cámaras digitales. 
Daniel Blanco 
07 diciembre 2016 15:44 Última actualización 07 diciembre 2016 18:45
Cargadores solares portátiles. (Foto tomada de dgcs.unam.mx)

Cargadores solares portátiles. (Foto tomada de dgcs.unam.mx)

Alejandro David Crespo, estudiante de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, desarrolló cargadores solares portátiles para smartphones, cámaras digitales y tabletas.

Diseñó tres versiones del dispositivo, el PowerGo Mini Sport, el PowerGo Plus y el PowerGo Sport. Los dos primeros cuentan con una celda solar y recargan su batería interna tras exponerse de 6 a 8 horas al sol y el Mini Sport carga su batería en un lapso de entre 3 y 4 horas. 

"Todos cuentan con un circuito de carga directa (a través de las celdas solares) o carga por medio de la batería (2 mil 800 miliamperios), eso te da de 1 a 1.5 cargas dependiendo del dispositivo móvil", dijo Crespo en entrevista con El Financiero 

El estudiante de 22 años menciona que en las dos versiones de carga los dispositivos llenan su batería prácticamente en el mismo periodo que lo harían si estuvieran conectados a un enchufe de pared. 

1
 

 

Cargadores solares portátiles. (Foto tomada de dgcs.unam.mx)


El PowerGo Mini Sport tiene un precio de 500 pesos; el Power Go Sport tiene un precio de 800 pesos y el PowerGo Plus tiene un precio de mil pesos. 

El estudiante de séptimo semestre ya vende su producto a través de TechStem, empresa que fundó con tres estudiantes de otras instituciones. Actualmente pueden producir cinco cargadores a la semana y hasta el momento han vendido 20. Su canal de venta es Mercado Libre.

1
 

 

Cargadores solares portátiles. (Foto tomada de dgcs.unam.mx)


EL DESARROLLO 

Crespo comenta que se le ocurrió la idea para desarrollar el dispositivo en la preparatoria, pero fue hasta la universidad cuando comenzó a experimentar por cuenta propia con diversos materiales. 

Primero adquirió unas celdas solares en el centro de la CDMX; sin embargo, se dio cuenta de que no tenían capacidad para cargar dispositivos celulares, y entonces se dio a la tarea de buscar celdas a través de otros canales.

"Pedí unas celdas por medio de internet, me llegaron, empecé a experimentar con ellas y con mis circuitos hasta que logré cargar un celular", mencionó Crespo.

Así fue como el emprendedor dio con las celdas que utilizan en los productos que actualmente fabrican y comercializan.

Actualmente la empresa emprendió una campaña en Kickstarter, plataforma de fondeo colectivo, para intentar recaudar fondos que puedan impulsar su objetivo de producir 10 mil piezas al año.

: