Tech

Esta app usa IA para ser 'los ojos' de invidentes

La tecnología de esta app puede reconocer objetos, marcas, personas y comunicar lo que está 'viendo' por medio de comandos de voz.
Daniel Blanco
23 marzo 2017 19:23 Última actualización 27 marzo 2017 5:0
Aipoly usa Inteligencia Artificial para que las personas invidentes puedan tener una mejor calidad de vida. (Cortesía)

Aipoly usa Inteligencia Artificial para que las personas invidentes puedan tener una mejor calidad de vida. (Cortesía)

Aipoly es una aplicación que usa “redes neuronales” (Inteligencia Artificial) para convertir las cámaras de los dispositivos móviles en ‘los ojos’ de las personas invidentes.

La tecnología de esta app puede reconocer en menos de un segundo comida, productos (marcas), animales, tipos de acciones (caminar, correr, etc), objetos, plantas, colores, entre otras cosas, para después comunicar lo que está 'viendo' por medio de comandos de voz en varios idiomas.

“La Inteligencia Artificial está entrenada para reconocer miles de objetos (…) al tener nuestro motor (de deep learning) corriendo de manera local en el smartphone (y no en la nube), toma menos de 200 milisegundos el correr una imagen a través de la red, tiempo que es menor a la reacción que tendría una persona”, dijo Alberto Rizzoli, cofundador de la empresa, en entrevista con El Financiero.

1
    

     

Aipoly usa Inteligencia Artificial para que las personas invidentes puedan tener una mejor calidad de vida. (Cortesía)


El hecho de que la aplicación no utilice la nube para funcionar, además de acelerar aproximadamente en 500 por ciento el tiempo de respuesta, le permite ser utilizada en lugares en donde no hay conexión como en el metro o en los aviones.

El ‘gimnasio’ en donde Rizzoli entrena este agente inteligente son los GPUs NVIDIA Tesla K80, en donde el software ‘recibe’ y procesa millones de imágenes hasta el punto en que es capaz de reconocer las características relevantes de cada categoría (productos, animales, acciones, etc.).

Una vez que el agente ha visto los millones de imágenes en un set de entrenamiento, se le pasa a un set o escenario de validación en el que nunca ha estado, este es el examen final con el que se determina qué fue lo que sí y lo que no aprendió.

De acuerdo al emprendedor, para los humanos es fácil asumir que al proporcionarle una gran cantidad de imágenes, el agente tendrá la información necesaria para reconocer y entender cómo se ve un producto o un animal, pero la IA no tiene conocimiento del espacio, la distancia, la escala o el color, entonces su construcción implica enseñarle una gran cantidad de imágenes del mundo para construir su “sentido común”.

“Por ejemplo, los elefantes tienen grandes orejas y a veces colmillos, pero el piso sobre el que se paran o los árboles que están alrededor de ellos varían demasiado de imagen a imagen como para ser considerados importantes. Cuando creas una IA tienes que crear su sentido común desde cero”, comentó Rizzoli.


El algoritmo que utiliza la aplicación puede aprender a reconocer nuevos objetos, sólo hace falta que el usuario apunte hacia el mismo y escriba su descripción, de esta forma adquirirá nuevos conocimientos en diversas categorías.

La tecnología de Aipoly puede ser embedeada en cámaras de seguridad, dispositivos IoT (Internet de las Cosas) y en tarjetas Raspberry Pi. La empresa le brinda hoy en día visión con inteligencia artificial a 26 compañías.

“Aipoly está siendo usado en varios lados, desde súper mercados inteligentes, robots, cámaras de seguridad. Las cámaras se están volviendo uno de los sensores más baratos disponibles, y si ellas tuvieran la habilidad de identificar cosas como los humanos lo hacen, se abriría un océano de oportunidades para muchos sectores”, concluyó el emprendedor.

La aplicación que ganó uno de los premios a “Mejor Innovación” en el CES 2017, está disponible para su descarga gratuita para los dispositivos con sistema operativo iOS.