Tech

El ojo que todo
lo ve en el Metrobús

El sistema de Indra comprende mil 220 cámaras de vigilancia, GPS en tiempo real, así como un centro de control que monitorea cada una de las 160 estaciones y las 568 unidades del Metrobús.
Jair López
18 agosto 2016 22:8 Última actualización 19 agosto 2016 4:55
Metrobús, sistema de vigilancia. (Especial)

Un centro de control recibe la información de los autobuses. (Tomada de Facebook)

En cada una de las unidades del Metrobús hay un ojo que todo lo ve.
Desde hace tres años el sistema de transporte capitalino, junto con la compañía de tecnología Indra montaron un proyecto que permite monitorear en tiempo real lo que sucede en cada una de las 160 estaciones, así como dentro y fuera de las 568 unidades que integran la red de Metrobús.

“El proyecto fue concebido para cumplir tres grandes objetivos. Primero, para que los usuarios se sientan acompañados y protegidos durante su trayecto. El número dos es poder tener información en tiempo real para el usuario de cómo se comportan las líneas. Y tercero, la seguridad, el control y la administración de la operación. Indra lo consigue al dotar de infraestructura a un centro de transporte inteligente llamado CITI, que es un centro de control que funciona 24 horas, los 7 días de la semana y todo el año para atención crítica”, refirió Edgar Tejeda, gerente de operaciones de Indra México.

Con la tecnología disponible que integra mil 220 cámaras de vigilancia y un sistema de GPS en tiempo real por unidad, el centro de control tiene la capacidad de vigilar el sistema de transporte que diariamente mueve a un millón y medio de personas.

Cada unidad de Metrobús cuenta con dos o tres cámaras en su interior y una cámara vigía al frente del autobús que muestra el recorrido que lleva el operador.

Por otra parte, con el GPS se transmite señal en 3G en tiempo real al centro de control, se conoce la ubicación, el tiempo y el comportamiento del operador dentro del trayecto.

“Este tipo de sistema nos ayuda a prevenir y tomar acciones correctivas. Es una metrópoli complicada. Nos permite accionar en cuanto haya una contingencia”, agregó Tejeda.

El ejecutivo resaltó que las cámaras en el interior de las unidades permiten visualizar incidentes y brindar una pronta respuesta a estos. Si bien el ejecutivo dijo que no se trata de asaltos, si han registrado algunas colisiones o afectaciones médicas en los pasajeros.

“En su gran mayoría son colisiones, no es un tema de robo al usuario, no nos enfrentamos a ello. El sistema está preparado con seguridad al ingreso. Si hay una colisión esta la cámara vigía. Las unidades están a tope y la gente puede recibir un impacto y toda esa información nos sirve para deslindar responsabilidades o revisar si el operador actuó mal. Las cámaras también sirven para revirar si hay algún lesionado y activar los protocolos necesarios de manera inmediata”, detalló el ejecutivo.

Dentro de los casos que han capturado las cámaras al interior de las unidades está el paro cardiaco que sufrió un pasajero.

El contrato que comprendió el desarrollo del centro y de la integración de la tecnología tuvo un valor de 274 millones de pesos.