Tech

¿Cuántos robots se necesitan para hacer el súper?

El mayor minorista en línea de Reino Unido ha desarrollado máquinas para cumplir con los pedidos de sus clientes… pero el camino ha estado plagado de obstáculos.
Jing Cao | Bloomberg
06 noviembre 2017 22:54 Última actualización 07 noviembre 2017 4:55
Robot. (Especial)

Robot. (Especial)

El mayor minorista en línea del Reino Unido alcanzó un hito este año: Ocado Group logró un pedido de 50 productos, incluidos vegetales, carne y lácteos, en cinco minutos. Cumplir una orden similar en una de las instalaciones más antiguas de la compañía toma en promedio dos horas. El secreto: una flota de mil robots que corren por un almacén tomando los productos y entregándolos a empacadores humanos.

Este y otros avances podrían ayudar a impulsar el negocio de comestibles en la era moderna. La industria quiere hacer que la compra de alimentos en línea sea tan simple y común como comprar ropa o productos electrónicos de consumo. Pero cumplir pedidos de alimentos frescos de forma rápida, confiable y rentable es difícil. Incluso Amazon.com, que recientemente adquirió Whole Foods Market, no ha descifrado el código y recientemente suspendió su servicio Amazon Fresh en varios estados de Estados Unidos.

Ocado, fundada hace 17 años en el barrio londinense de Hatfield, dice que la automatización es la única manera de manejar pedidos de comestibles individualizados en grandes volúmenes. Los robots son la última incorporación al arsenal de automatización de Ocado; la compañía también vende software y hardware a otros minoristas.

Hasta ahora, Ocado no tiene un cliente claro para sus robots, pero el director de tecnología, Paul Clarke, dice que el acuerdo de Amazon-Whole Foods “definitivamente aumentó el sentido de urgencia en las discusiones con los potenciales clientes (…) Están interesados ​​en tener algo de ese negocio sin tomarse 17 años para innovar ellos mismos”.

Para las tiendas de comestibles que no quieren o no pueden invertir en robots, Ocado ofrece un software que les ayuda a establecer un sistema de recolección en la tienda con la esperanza de que eventualmente compren todo el paquete.

En la actualidad, la mayoría de las tiendas de comestibles cumplen con los pedidos de alimentos en línea de forma manual, un esfuerzo que requiere mucha mano de obra. “Tener a alguien caminando por pasillos en un almacén recogiendo cosas de a una por vez en un carrito, no es óptimo”, dice Dan Kara, director de investigación de robótica en ABI Research.

1
 

 

Robots que hacen el súper. (Especial)


Ocado abrazó la automatización desde el principio. Fundada por tres exbanqueros de Goldman Sachs, la compañía primero se basó en una especie de carrito que se movía entre las estanterías, haciendo paradas para que los empleados saltaran y agarraran los artículos que necesitaban. Sus ingenieros estaban construyendo al mismo tiempo tecnología de automatización; tras un par de años, Ocado se mudó a un sistema basado en transportadores y continuó mejorando su software y agregando más máquinas, como grúas que mueven bandejas de alimentos en los estantes.

Las instalaciones de vanguardia de Ocado abrieron hace aproximadamente un año y han automatizado la parte más laboriosa: recoger los artículos. Alrededor de 200 personas también trabajan allí en tareas de manipulación que las máquinas actualmente no pueden, incluidas las de carga y descarga de camiones. Una vez que esté a plena capacidad, las nuevas instalaciones serán tan productivas como un almacén más antiguo y grande que necesita tres veces más empleados.

El centro de despacho está dividido en secciones por temperatura: ambiente, refrigerado y congelado. Los primeros dos tienen una configuración similar: robots, desarrollados con el fabricante Tharsus, colocados sobre una grilla rectangular, con capas y capas de cajas debajo de los más de 50 mil productos que vende Ocado. Los robots se mueven a 4 metros por segundo, controlados por un software que sabe qué elementos se necesitan en un momento dado.

Los robots no pueden funcionar en entornos bajo cero, por lo que los elementos del congelador todavía se recogen y empacan de forma manual, pero Ocado y otros están trabajando en máquinas que puedan con el frío.

La automatización significa que Ocado puede vender una mayor variedad de productos, desde kits de comida hasta alimentos congelados de alta gama. También ayudó a la compañía a reducir el desperdicio; el año pasado, la empresa dice que tiró menos del uno por ciento de su inventario, en comparación con un promedio de 5 por ciento para el sector minorista y manufacturero de alimentos del Reino Unido.

El software también puede predecir la demanda, por lo que Ocado puede traer productos y enviarlos de inmediato mientras están frescos. Después de años de reportar pérdidas debido a fuertes inversiones en automatización, la compañía se volvió rentable en 2014. La acción alcanzó su punto máximo el mismo año, pero desde entonces ha caído más de 50 por ciento a 284 libras, en parte debido a la creciente competencia de Amazon y la lucha por encontrar clientes para sus tecnologías.

A pesar de los robots y el software inteligente, Ocado todavía depende de miles de personas para empacar cajas, cargar camiones y entregar la comida.