Tech

Crece 87% demanda de autos eléctricos en el mundo

A nivel mundial se comercializaron 672 mil vehículos eléctricos en 2015, un aumento de 87 por ciento respecto a un año previo, de acuerdo con cifras de la firma de análisis, SNE Research. Siendo Tesla una de las protagonistas del crecimiento.
Bloomberg
31 marzo 2016 22:20 Última actualización 01 abril 2016 4:55
Cuatro electrolineras para recargar autos eléctricos fueron inauguradas de manera simultánea en los centros Wal-Mart de Interlomas, Toreo, Perisur y Taxqueña. (Cuartoscuro)

Descúbre la fascinante historia detrás de la compañía de autos eléctricos Tesla. Con sucesos en orden cronológico desde sus orígenes con baterías de iones hasta su evolución en los modernos coches eléctricos que conocemos hoy en día los cuales se cargan en estaciones de cargado rápido.

La demanda de coches eléctricos va a buena velocidad a nivel mundial, revelan cifras de la firma de análisis, SNE Research.

De acuerdo con la consultora, en 2015 se comercializaron 672 mil vehículos eléctricos, un aumento de 87 por ciento respecto a un año antes.

Empresas como Tesla Motors, de Elon Musk, son protagonistas de este crecimiento. El año pasado colocó 50 mil autos y para 2020 estima vender 500 mil.

De acuerdo con estimaciones de Bloomberg, el crecimiento de Tesla, junto con el de otros fabricantes que apuestan por este tipo de modelos, permitiría que hacia 2023 los coches eléctricos lograran ocupar el 10 por ciento del market share de la industria automotriz.

La agencia proyecta que hacia el 2040, el 50 por ciento de los autos usarán electricidad.

La cifras contrastan con las difundidas por la industria petrolera, que prevén que los coches de batería representarían sólo el 1 por ciento del parque vehicular para el 2040.

La industria de autos eléctricos tiene todavía algunos retos que vencer, entre ellos hacer más asequibles los vehículos. Un factor que depende en su mayoría por el alto costo de las baterías.

Por otra parte está el aumento en la capacidad de las baterías, que permita una mayor autonomía a los coches y la instalación de infraestructura que permita su recarga.