Tech

Con mil pesos, puedes
ser accionista del
Uber de los envíos

En su ronda de financiamiento en Fondeadora, Foodies te ofrece acciones en lugar de los tradicionales productos oficiales, señaló Miguel Islas, cofundador de la startup que quiere convertirse en el Uber de las entregas de comida bajo demanda de restaurantes.
Jair López
22 marzo 2016 21:26 Última actualización 23 marzo 2016 4:55
Foodies

Foodies (Especial)

Foodies, una startup que quiere convertirse en el Uber de las entregas bajo demanda de restaurantes, busca levantar una ronda de capital semilla a través de Fondeadora, plataforma de financiamiento colectivo, sin embargo, las recompensas que ofrece son acciones, a diferencia de los tradicionales productos oficiales.

La campaña de fondeo colectivo emprendida por Foodies ofrece ‘recompensas’ que van desde el 0.35 por ciento de las acciones de la empresa si la aportación es de mil pesos, hasta el 35 por ciento de la compañía si un fondeador aporta los 500 mil pesos totales que busca la firma de Islas.

“Lo interesante de esta campaña de Fondeadora es que no es a cambio de recompensas como habitualmente se ocupaba, sino a cambio de acciones Serie B de esta nueva empresa que se va a crear. Son acciones que te dan reparto de utilidades pero no son acciones que tienen voto en el consejo de administración de la compañía”, detalló Miguel Islas, cofundador de Foodies.

El emprendedor explicó que no buscan colocarse como una competencia de servicios de pedidos a domicilio como Hellofood o Sin Delantal, pues más allá de recibir órdenes, quieren consolidarse como el proveedor logístico de los restaurantes.

“No buscamos competir con plataformas ya existentes, incluso buscamos ser los socios de este tipo de compañías”, destacó Islas.
Con clientes del tamaño de las taquerías el Fogonazo, que recientemente anunció una alianza con Foodies, los ingresos de la empresa serían al año de 4 millones de pesos, con un millón de utilidad, estimó el empresario.

“Si alguien metió 500 mil pesos, 350 mil pesos recibiría de utilidad tan sólo con un cliente como el Fogonazo”, calculó.

El también cofundador de Kangou, que es un servicio de entrega bajo demanda, señaló que de acuerdo con un análisis realizado por su compañía, menos del 9 por ciento de los restaurantes y establecimientos de comida en el país cuenta con un servicio de entrega.

Islas apuntó que este modelo también está dirigido para aquellos restaurantes que ya tienen un servicio de entregas, tal y como sucedía con El Fogonazo.

“El Fogonazo ya ofrecía servicio a domicilio, pero le era muy caro tener dos motocicletas, tres mensajeros, y hacerse cargo del mantenimiento de la moto. Aunque sean establecimientos que ya ofrecen servicio a domicilio, les reducimos los costos porque ya no tienen que batallar con las motocicletas y con todo el tema de logística”, destacó.

El modelo de negocio de Foodies se basa en el número de entregas semanales.

Por ejemplo, si el restaurante genera de 0 a 100 entregas a la semana, cada envío le cuesta 30 pesos; si éste genera de 100 a 200 entregas, el costo por pedido es de 25 pesos; y si son más de 200 pedidos a la semana, Foodies cobra 20 pesos por delivery.

El emprendedor explicó que los recursos que buscan levantar a través del portal mexicano de crowdfunding, Fondeadora, serán destinados a realizar campañas de branding y marketing digital, además de algunas contrataciones para arrancar operaciones.