Tech
ciencia

Ciclones se agitan en los polos de Júpiter

La nave espacial no tripulada de la NASA en órbita alrededor de Júpiter ha detectado enormes huracanes en los polos, revelando sorprendentes detalles sobre el planeta más grande del Sistema Solar, informaron investigadores este jueves.
Agencias
25 mayo 2017 18:10 Última actualización 25 mayo 2017 18:24
Un comunicado de la NASA describió el planeta como "un mundo complejo, gigantesco y turbulento". (AP)

Un comunicado de la NASA describió el planeta como "un mundo complejo, gigantesco y turbulento". (AP)

CABO CAÑAVERAL, Florida.- Ciclones monstruosos están agitándose sobre los polos de Júpiter, hasta ahora una región del planeta mayormente inexplorada, publicó este jueves la revista Science.

El explorador espacial Juno de la NASA avistó el caótico clima una vez que comenzó a traspasar las capas nubosas de Júpiter el año pasado, y sorprendió a los científicos, quienes daban por hecho que el gigante planeta de gas tendría un comportamiento relativamente aburrido y uniforme abajo.

"Lo que estamos descubriendo es muy diferente, muy complejo", dijo el jueves Scott Bolton, del Southwest Research Institute.

Con decenas de ciclones a través de cientos de kilómetros -al lado de sistemas climáticos no identificables que se extienden miles de kilómetros- los polos no se ven nada parecido a la región ecuatorial de Júpiter, la cual es instantáneamente reconocible por sus franjas y Gran Mancha Roja, una tormenta similar a un huracán.

"Ese es el Júpiter que todos conocemos y que hemos crecido amando", agregó Bolton ante reporteros. "Y cuando se mira desde el polo, luce totalmente diferente (...) no creo que alguien hubiera adivinado que éste es Júpiter".

Girando en sentido contrario a las manecillas del reloj en el hemisferio norte, justo como en la Tierra, los ciclones están claramente aglomerados cerca de los polos. Los diámetros de algunos de estos ciclones se extienden 1,400 kilómetros (870 millas); incluso más grandes, aunque también están presentes en ambas regiones polares sistemas climáticos sin forma, que ocupan una extensión de miles de kilómetros.

Juno, que fue lanzado en 2011 y orbita Júpiter desde el verano de 2016, está proporcionando las mejores vistas de cerca del planeta más grande de nuestro sistema solar. Además de los ciclones polares, Juno ha detectado una abrumadora abundancia de amoniaco en la atmósfera profunda de Júpiter y un sorprendentemente fuerte campo magnético, casi 10 veces más grande que el de la Tierra.

"Los resultados de los primeros pases cercanos de Juno a Júpiter están cambiando nuestra comprensión de este gigante de gas", escribieron los investigadores en uno de los artículos que aparecieron en la revista Science.