Tech

CEO de Toshiba se disculpa por escándalo
de contabilidad

El jefe ejecutivo interino de Toshiba, Masashi Muromachi, se disculpó ante el Primer Ministro, en la oficina de Shinzo Abe, después de revelaciones de una amplia propagación de irregularidades en el conglomerado industrial, por la que el anterior CEO presentó su renuncia.
Reuters
05 agosto 2015 21:12 Última actualización 05 agosto 2015 21:12
Etiquetas
Toshiba

(Bloomberg)

El jefe ejecutivo de Toshiba se disculpó el día de hoy ante el Primer Ministro, en la oficina de Shinzo Abe, después de revelaciones de una amplia propagación de irregularidades en el conglomerado industrial, lo cual avergonzó los esfuerzos del gobierno para mejorar la organización corporativa del país.

Masashi Muromachi, CEO interino, tuvo un encuentro con auxiliares y Abe; se disculpó por los “inconvenientes causados”, dijo una vocera de la compañía.

De una investigación independiente el mes pasado, se descubrió que Toshiba había inflado sus utilidades en 1.2 mil millones de dólares, después de varios años. Su anterior CEO, Hisao Tanaka, sus dos predecesores y algunos otros Oficiales Senior renunciaron a sus puestos.

El escándalo vino cuando el gobierno de Abe había estado tratando de reforzar la confianza de sus inversionistas globales en Japón, con mejores directrices corporativas de gobernanza.

Entre las grandes empresas japonesas, particularmente Toshiba tiene lazos estrechos con el gobierno, con ejecutivos antigüos y actuales posicionados en varios comités políticos.

El asunto ha llevado al anterior presidente, Norio Sasaki, previo CEO, a remover sus influencias en los grupos del gobierno, incluyendo un comité en competitividad económica. El anterior presidente del Comité de Auditorías de la Compañía, Makoto Kubo, desistió de su postura en cuanto a un gobierno con un grupo de contabilidad.

Sadakazu Osaki, líder del Instituto para Estrategias de Investigación, Gestión e Innovación de Nomura, dijo que la disculpa reflejaba el grado al cual los ejecutivos de Toshiba estuvieron involucrados en los grupos gubernamentales.

"Esto es porque se trata de Toshiba. Realmente, no creo que cualquier compañía lo hubiera hecho," dijo.

Las pérdidas que se han dado en las semanas pasadas, han sido en gran medida con el valor accionario bajando una media móvil de 200 días y entrando en una enmienda.