Tech

Buscan implantar ‘chip’ emprendedor a jóvenes
de escasos recursos

Fundación E, dirigida por Samuel González, se ha enfocado en implantar el ‘chip’ emprendedor a jóvenes de entre 13 y 17 años, que viven en zonas de extrema pobreza, pues tiene la convicción de que si se les inculca la idea de emprender de manera temprana, su futuro puede ser diferente.
Jair López
26 noviembre 2015 21:48 Última actualización 27 noviembre 2015 4:55
La fundación apoya a jóvenes de entre los 13 y 17 años.

La fundación apoya a jóvenes de entre los 13 y 17 años. (Cortesía)

Fundación E está convencida de que si se inculca la idea de emprender de manera temprana a jóvenes de escasos recursos, su futuro puede ser diferente. La organización dirigida por Samuel González se ha enfocado en implantar el ‘chip’ emprendedor a adolescentes de entre 13 y 17 años, que viven en zonas de extrema pobreza, a través de un programa que en Estados Unidos y algunos países de Europa ya ha tenido resultados positivos.

Entre los proyectos de la fundación, los jóvenes crearon una aplicación dirigida a restaurantes, que permite a los comensales medir el contenido calórico en tiempo real y un programa para fomentar la robótica a partir de materiales reciclados.

“Hemos centrado nuestro trabajo en atender a un sector que se nos hace muy importante por el nivel de vulnerabilidad que hemos estado observando, que son adolescentes de entre 13 y 17 años de edad en lo que llamamos zonas de extrema pobreza”, refirió González.

Los adolescentes reciben preparación en dos semanas para conocer más acerca del sector de emprendimiento y a potenciar algunas ideas de negocio, a través de expertos de la organización, explicó.

No hacemos incursión laboral, sino lo que hacemos es apoyar a que creen sus propias empresas, con el apoyo de sus padres. Los apoyamos para que puedan empezar un negocio o proyecto, cómo pueden obtener recursos acorde de sus capacidades de manera realista con lo que hoy tienen, pero sí buscando un nivel de impacto social positivo

El siguiente paso es dirigir a aquellos jóvenes con potencial a mentorías con colaboradores de empresas de diferentes sectores, con el objetivo de seguir nutriendo su proyecto y competir entre sí. La última fase es ponerlos de frente a otras empresas e inversionistas para que expongan sus proyectos, reciban opiniones y en algunos casos, inversiones.

De estos emprendimientos, a algunos se les brinda la oportunidad de viajar a Nueva York, con el apoyo de una organización aliada en dicha ciudad, para que reciban también asesoría por parte de emprendedores y empresarios de dicha ciudad.

Una de las jóvenes, Maricarmen, creó un proyecto que busca fomentar el interés por la robótica entre los jóvenes, a través del uso de materiales reciclados.

“Quiero formar el sentido de reciclaje, pero también quiero inculcar que los robots pueden traer beneficios a la sociedad. Una máquina puede fungir como una prótesis y permitirle a una persona que vuelva a caminar”, señaló Maricarmen.

Así como Maricarmen, al menos 900 jóvenes fueron apoyados este año.