Tech
entrevista
John Davies,VP del proyecto World Ahead de Intel

Bajar precios, gran reto digital de América Latina: Intel

El principal reto de México y del resto de los países de Latinoamérica consiste en disminuir los precios para conectarse a internet con modelos de negocio sofisticados para aprovechar el boom de los teléfonos inteligentes, dijo John Davies, vicepresidente del proyecto World Ahead de Intel.
Ana Martínez
29 septiembre 2014 22:37 Última actualización 30 septiembre 2014 4:55
 [El 67.4% de los hogares no cuenta con computadora y un 71.6 carece de conexión a Internet / Cuartoscuro]

[El 67.4% de los hogares no cuenta con computadora y un 71.6 carece de conexión a Internet / Cuartoscuro]

La oferta, calidad y velocidad de los servicios de banda ancha en distintos países de América Latina están a la altura de los que se ofrecen en las economías más avanzadas, sin embargo, los precios para conectarse a internet continúan siendo muy elevados.

El principal reto de México y del resto de los países de la región consiste en disminuir dichos costos con modelos de negocio sofisticados para aprovechar el boom de los teléfonos inteligentes, comentó John Davies, vicepresidente del proyecto World Ahead de Intel, durante una entrevista.

Hacer mucho más accesibles los precios de los servicios en los países emergentes permitiría que muchas más personas puedan tener conexiones de banda ancha, para ello se requieren modelos sofisticados

Los altos precios de internet para dispositivos móviles y servicios de banda ancha fija son el principal obstáculo para que las Tecnologías de la Información y Comunicaciones se distribuyan entre un mayor número de la población mexicana.

De acuerdo con datos del Foro Económico Mundial (WEF), México ocupa el lugar 129 de 148 países dentro del Global Information Technology Report. Mientras que la Unidad Internacional de Telecomunicaciones (UIT) indica que entre 2012 y 2013, el país registró 11.1 pobladores conectados con banda ancha fija por cada 100.

Santiago Gutiérrez, presidente del Consejo de la Alianza Mundial de la Tecnología de la Información y los Servicios (WITSA por sus siglas en inglés), explicó que la penetración de banda ancha en el país es muy baja en comparación con otros países de la región, como Chile y Argentina.

Una solución son las asociaciones entre el gobierno y las empresas para dar acceso compartido a internet y a todos los servicios a los ciudadanos con conexiones en universidades y espacios públicos

Esta estrategia podría ser empleada para aprovechar la tendencia a la baja de los precios de los smartphones, ya que son una de las primeras pantallas de contacto para los nuevos internautas. Lo cual también abre la puerta a que más ciudadanos puedan mejorar su educación a través de cursos en línea, destacó el directivo.

De acuerdo con estimaciones del Banco Mundial, al cierre de 2014, el 40 por ciento de los habitantes del planeta estarán conectados a internet.