Tech

Así compiten estas tres apps por saciar tu hambre

Las aplicaciones para pedir comida presumen su crecimiento y estas tres opciones luchan por mantenerse como tus favoritas; te decimos su estrategia.
Daniel Blanco
02 enero 2017 20:49 Última actualización 03 enero 2017 12:58
Las tecnológicas luchan por conquistar el corazón de los consumidores; bueno, en este caso, su estómago. (Especial)

Las tecnológicas luchan por conquistar el corazón de los consumidores; bueno, en este caso, su estómago. (Especial)

En México, hay tres aplicaciones que buscan enamorar a tu estómago: Sin Delantal, Rappi y UberEats.

Cada una busca diferenciarse de las otras para ofrecer el ‘plus’ que la vuelva tu consentida cuando tienes hambre.

1
Sin Delantal

   

Sin Delantal

La empresa que recientemente compró a HelloFood (con presencia en 16 países), estima que tiene cerca del 50 por ciento del mercado nacional de entrega de comida a domicilio por medio de apps.

“Estamos haciendo 200 mil órdenes mensuales ahorita, con un crecimiento aproximado de 200 por ciento en los últimos 12 meses”, comentó Cristhian Herrera, director financiero de Sin Delantal.

Para este 2017, prevé entre 500 mil y 600 mil órdenes al mes; tiene cobertura en más de 20 ciudades y convenios con más de 250 restaurantes.

“Nuestro modelo de negocio permite subir a restaurantes premium, de cadenas y también restaurantes que son muy locales; la oferta de valor es que el usuario pueda estar en su casa y pedir al restaurante que tiene abajo o enfrente, eso permite tener un portafolio de variedad en términos del tipo de comida”, mencionó.

Según el directivo, los servicios de entrega tradicionales son un competidor importante ya que el acceso a un teléfono fijo lo pueden tener todos, pero cree que esto no garantiza un servicio de calidad.

“Quienes aún no se han atrevido a probar una de las alternativas innovadoras es porque confían en un servicio tradicional, pero lo que no saben es que nuestro servicio les puede dar más variedad, calidad de servicio, seguridad, diferentes tipos de pagos”, dijo.

2
Rappi

   

Rappi

Lanzada en México en diciembre del 2015, está creciendo a ritmos de 40 por ciento al mes.

Esta empresa cuenta con otros servicios como súper a domicilio, retiro de dinero en efectivo a domicilio, entre otros.

En México recibe 90 mil pedidos al mes, y de éstos el 45 por ciento es entrega de comida, otro 45 por ciento es el servicio de súper y el resto, otros servicios.

“Aquí tú puedes pedir a cualquier restaurante, cafetería, café; si quieres tomarte un café de Starbucks o quieres pedir a McDonald’s y no tienen entregas, nosotros vamos y lo compramos por ti, entonces eso nos ha hecho crecer muchísimo”, señaló Simón Borrero, CEO y cofundador de la app, que también funciona en Colombia donde tiene 110 mil pedidos al mes.

Borrero considera que otra de sus ventajas es la selección de personal. “Lo que hacemos es un filtro muy estricto de seguridad, tenemos tres o cuatro procesos adicionales a los que tienen plataformas como Uber, porque son personas que van a ir hasta tu casa, entonces no funcionaría si sólo le haces el pequeño filtro de seguridad que hace Uber”, mencionó.

3
UberEats

    

UberEats

Es el servicio de entrega de comida de Uber, rompió récords en octubre durante su lanzamiento en la Ciudad de México: cuatro veces más pedidos que en cualquier otra ciudad en el mismo periodo. Por momentos registró 40 pedidos por minuto en los más de 500 restaurantes afiliados.

María Fernanda Reséndiz, coordinadora de comunicación de Uber México, cree que el respaldo de la tecnología y base de datos de usuarios desarrollada por Uber durante seis años les da una gran capacidad de alcance y diferenciación.

“La plataforma permite que la comida no pase tiempo de espera entre que los restaurantes terminan de prepararla y llega un repartidor por ella, ya que los locales tienen una aplicación propia con la cual se manda una notificación al repartidor para que llegue justo en el momento en que el platillo está listo”, destacó Reséndiz.

Para que un restaurante pueda estar dado de alta, recibe una visita presencial por parte del equipo UberEats, que lo capacitan en cómo recibir y aceptar pedidos y cómo calcular los tiempos de preparación buscando brindar un mejor servicio.

“Después se les entrega una tableta con la cual reciben los pedidos y, a partir de ahí, ellos, los restaurantes, tienen la libertad de forma similar a los conductores de decidir en qué momento conectarse o desconectarse de la plataforma, incluso de forma más particular pueden indicar cuando ya no hay disponibilidad de un platillo”, dijo Reséndiz.