Tech

Armó un cohete casero y viajará en él para probar que la Tierra es plana

El próximo sábado este intrépido conductor de limosina de 61 años transmitirá en vivo su lanzamiento desde Amboy, un pueblo fantasma en California que atraviesa la Ruta 66.
AP
21 noviembre 2017 21:53 Última actualización 22 noviembre 2017 5:0
‘El loco’ Mike Hughes en su cohete casero. (AP)

‘El loco’ Mike Hughes en su cohete casero. (AP)

La cuenta regresiva para este peculiar lanzamiento se acerca aún más y el científico de cohetes autodidacta ‘El loco’ Mike Hughes todavía tiene muchas modificaciones de último minuto por hacer, incluido dejar suficiente comida para sus cuatro gatos, por si acaso sucede algo.

Hughes es un conductor de limusinas de 61 años que pasó los últimos años fabricando un cohete propulsado a vapor con piezas de repuesto en su garaje. Su proyecto le ha costado 20 mil dólares lo que incluye pintura de Rust-Oleum y una casa rodante que compró en Craigslist la cual convirtió en una rampa.

Su primera prueba del cohete también será la fecha de lanzamiento, el sábado 25 de noviembre, cuando se suba a su artilugio casero e intente lanzarse sobre la ciudad fantasma de Amboy, California. Viajará aproximadamente 1.6 kilómetros a una velocidad de aproximadamente 500 mph.

"Si no tienes miedo a la muerte, eres un idiota", dijo Hughes. "Da mucho miedo, pero ninguno de nosotros sale vivo de este mundo. Me gusta hacer cosas extraordinarias que nadie más puede hacer y nadie en la historia de la humanidad ha diseñado, construido y lanzado en su propio cohete. Soy un reality show ambulante".

Research Flat Earth
La primera conferencia internacional anual de ‘Flat Earth’ se realizó este mes en carolina del Norte y reunió a más de 400 personas de todo el mundo que creen que nuestro planeta tiene la forma de un disco plano en lugar de una esfera. Las sesiones en el evento, muchas de las cuales fueron organizadas por los populares usuarios de Flat Earth YouTubers, incluyeron 'Nasa y otras mentiras espaciales' y 'Despertarse de las mentiras de la ciencia convencional'.

El conductor de limusina ha sido llamado un poco de todo en su carrera: excéntrico, peculiar, temerario. No le molesta. Él cree lo que cree, incluso que la Tierra es plana.

En el camino, tiene la intención de construir un cohete que lo lleve al espacio, para que pueda tomar una foto y verlo con sus propios ojos.

"No creo en la ciencia", afirmó Hughes, cuyo patrocinador principal del cohete es Research Flat Earth. "Conozco la aerodinámica y la dinámica de fluidos y cómo las cosas se mueven por el aire, aproximadamente el tamaño de las boquillas de los cohetes y el empuje, pero eso no es ciencia, es solo una fórmula. No hay diferencia entre ciencia y ciencia ficción".

Esta será la segunda vez que Hughes construye y lanza un cohete. Él saltó a una propiedad privada en Winkelman, Arizona, el 30 de enero de 2014 y viajó 418 metros; se derrumbó después (las fuerzas G se cobraron un precio) y necesitó tres días para recuperarse.

Hughes construyó su último cohete en el "Rocket Ranch" en Apple Valley, California. Es una propiedad de poco más de cuatro mil metros cuadrados que arrienda a Waldo Stakes, el CEO de Land Speed Research Vehicles que actualmente está trabajando en un proyecto para hacer que un automóvil viaje más de tres mil kilómetros por hora.

1
    

El cohete casero fue construido con chatarra, incluido un 'camper'. (AP)

El cohete casero fue construido con chatarra. (AP)

Su relación se formó hace unos años cuando Hughes se acercó a Stakes para construir un cohete. Stakes recibe muchos pedidos de este tipo, pero este se destacó porque Hughes lo estaba construyendo él mismo.

"Nada está fuera de nuestro alcance", dijo Stakes. "Se puede hacer cualquier cosa. Solo tienes que poner suficiente dinero, tiempo y pensamiento en ello".

Aquí está la cosa: Hughes no gana tanto dinero: 15 dólares por hora como conductor de limusina, además de propinas. Es por eso que busca piezas, encuentra el aluminio para su cohete en tiendas de metal y construye la boquilla del cohete en el filtro de aire de un avión. Le dio un buen barniz de pintura barata y su plataforma de lanzamiento está conectada a un camper que compró por mil 500 dólares.

"Quiero inspirar a otros y tienes que hacer algo increíble para llamar la atención", dijo Hughes.

La ubicación del salto será Amboy, un pueblo fantasma en el Desierto de Mojave a lo largo de la histórica Ruta 66. La ciudad ficticia de Radiator Springs en la película de Disney "Cars" estaba basada libremente en Amboy.

1
    

Amboy es un famoso pueblo fantasma en la Ruta 66. (Imagen: boldtourist.com)

Amboy, un pueblo fantasma en el Desierto de Mojave a lo largo de la histórica Ruta 66. (Imagen: Bold Tourist)

Hughes obtuvo permiso del propietario de la ciudad, Albert Okura, quien compró los derechos de Amboy en 2005 por 435 mil dólares. El lanzamiento tendrá lugar en una pista de aterrizaje junto a un hangar en ruinas.

"Es absolutamente la propuesta más absurda que he tenido desde que compré la ciudad entera en 2005", dijo Okura, quien también es el fundador de la cadena de restaurantes Juan Pollo. "Es un verdadero temerario y quiero ser parte de eso".

En la mañana del lanzamiento, Hughes calentará unos 70 galones de agua en un tanque de acero inoxidable y luego despegará entre las 2 y 3 de la tarde. Planea recorrer 1.6 kilómetros, alcanzando una altitud de unos 548 metros, antes de tirar dos paracaídas. Están desalentando a los fanáticos por problemas de seguridad pero el lanzamiento será transmitido en su canal de YouTube. Además aseguró que ha estado en contacto con la Administración Federal de Aviación y la Oficina de Administración de Tierras.

Tras su salto, dijo que va a anunciar sus planes para entrar contienda electoral por la gubernatura de California. No es broma.

1
   

El traje que 'Mad' Mike Hughes utilizará en el lanzamiento del próximo sábado; después de esta aventura piensa contender por la gubernatura de California. (AP)

El traje que 'Mad' Mike Hughes utilizará en el lanzamiento del próximo sábado. (AP)


Sus planes futuros incluyen una excursión al espacio. Él y Stakes ya han hecho una lluvia de ideas sobre un "Rockoon", que es un cohete que, en lugar de ser encendido inmediatamente mientras está en el suelo, es transportado a la atmósfera por un globo lleno de gas, luego se separa del globo y se enciende. Este cohete llevará a Hughes a unos 109 kilómetros de altura.

Primero lo primero: saltar sobre un pueblo fantasma. Él estará ajustando su cohete hasta el despegue.

"Un tipo que construye su propio cohete en su garaje, a punto de saltar más de un kilómetro es muy bueno", dijo Hughes. "Es la historia de interés humano más interesante del mundo", concluyó.