Suplementos

Tiburón ballena la cita con el gran pez

De acuerdo con un reporte de la oficina municipal de turismo de Isla Mujeres, se estima que hasta mil 400 tiburones ballena llegan a rondar las aguas de la punta norte de la Península de Yucatán.
María Salazar
29 julio 2014 1:26 Última actualización 29 julio 2014 5:0
Ballena.

Los tours parten desde las siete de la mañana en busca del punto idóneo al encuentro con este gigante del mar. (Archivo)

HOLBOX. Oficialmente ha iniciado la temporada alta para ver al pez más grande del mundo.

Es entre junio y agosto cuando se estima llega la mayor cantidad de tiburones ballena al cálido mar del sureste mexicano, donde cada verano, desde hace varios años, se dan cita para alimentarse y aparearse, dando la oportunidad a los viajeros de vivir una experiencia única al poder nadar a su lado.

De acuerdo con un reporte de la oficina municipal de turismo de Isla Mujeres, se estima que hasta mil 400 tiburones ballena llegan a rondar las aguas de la punta norte de la Península de Yucatán, de las cuales unas 200 se acercan a las islas quintanarroenses de Holbox y Contoy, donde es posible ver a la especie con mayor frecuencia.

Hay recorridos que parten desde Cancún rumbo a Holbox o bien, desde Isla Mujeres, donde una embarcación recoge a los viajeros para llevarlos mar adentro hacia el punto en el que se congrega la mayor cantidad de esta especie marina.

Al llegar al sitio indicado para el avistamiento, los turistas son equipados con accesorios para practicar esnorquel y posteriormente sumergirse junto con un guía experto, quienes brindan las instrucciones necesarias para disfrutar al máximo de esta experiencia que es regulada por la Secretaría del Medio Ambiente (Semarnat).

Las lanchas pueden llevar a bordo hasta a diez personas y al sumergirse al agua para hacer esnorquel con este afable pez hay que hacerlo en parejas hasta que ingresen todos los pasajeros, a fin de evitar entorpecer su nado.

Los tours parten desde las siete de la mañana en busca del punto idóneo al encuentro con este gigante del mar.

Si es un día con suerte, los pasajeros pueden permanecer hasta dos horas para convivir con esos seres apacibles.

Nadar con tiburones puede sonar peligroso, pero estos enormes peces filtradores son muy sociables, incluso a veces hasta curiosos y juguetones, por ello, es posible nadar y esnorquelar con ellos, mientras se admira su tamaño, colores y movimientos.

ISLA DE ENSUEÑO

Se dice que los tiburones ballena prefieren el agua cálida de la superficie y buscan brotes de agua fría rica en nutrientes, características que identifican al mar de Holbox durante el verano.

Se trata de una isla con una gran extensión de kilómetros de playas vírgenes de arena coralina, paisajes donde reinan los manglares y agua cristalina.

Un destino donde las tardes transitan con tranquilidad entre caminos de arena, bicicletas, hospedaje para todos los gustos y pequeños pero buenos restaurantes locales donde se ofrecen platillos a base de frutos del mar frescos.

Se practica el buceo y la pesca de langosta y pulpo, ideal para turistas de todas las edades. Incluso cuenta con la zona de Yum Balam declarada como Área Natural Protegida por su belleza natural e importancia, pues cada año migran a este sitio 30 especies de aves, por la ruta transgolfo, convirtiéndose en su primer destino de descanso antes de continuar su largo vuelo hacia Sudamérica.

Holbox actualmente registra una ocupación hotelera promedio de 80%.