Suplementos
VIAJES

Querétaro, travesía con sabor del pasado

La Ruta de las Haciendas, que contempla la visita a cerca de 10 haciendas y que tiene lugar en la parte sur de Querétaro, ofrece actividades como la charrería, el toreo y paseos en carruajes, además de  disfrutar la gastronomía queretana. 
Diego Castillo Santoyo
12 septiembre 2014 11:9 Última actualización 13 septiembre 2014 5:0
Querétaro, haciendas, (http://www.queretaro.gob.mx/explora)

Querétaro, haciendas, (http://www.queretaro.gob.mx/explora)

Con su vegetación boscosa y las más secas cactáceas, con una variedad climática que le permite ser poseedor de una larga lista de
flora y fauna, el estado de Querétaro formaba parte del “Camino Real”, ruta que corría desde la Ciudad de México hasta la frontera con Estados Unidos. Su capital, del mismo nombre, fue considerada como una de las tres ciudades de la corona española, debido a su riqueza económica.

Querétaro es uno de los estados más pequeños de la República Mexicana, con una extensión de 11 mil 658 kilómetros
cuadrados que se alojan en la parte central del país.

1
UN PASEO POR LAS HACIENDAS

'Ruta de las Haciendas' es un programa que impulsa la Secretaria de Turismo y hace noción de las haciendas que se encuentran en este estado. Con alrededor de diez hacienda que los turistas pueden visitar, la Ruta tiene lugar en la parte sur del estado, con actividades como muestras del arte de la charrería.

Lo mejor es dar un paseo en los alrededores de las haciendas, con la finalidad de disfrutar las bellezas naturales que plagan estos sitios; todo este recorrido a pie o montando un caballo, como lo hicieran en la época fructífera de los recintos, es posible en la hacienda Los Aztecas, que tiene como particularidad la crianza de equinos pura sangre.

Hacienda Querétaro. (Tomada de Facebook oficial de Querétaro Travel)
1
TRAVESÍAS CON SABOR AL PASADO

Las capeas son una actividad en las que se pone a prueba la valentía y la astucia de los visitantes. Hacienda La Venta es el lugar donde esta es una de las principales dinámicas: fungir como un torero dentro de un pequeño ruedo, portando un capote y mucha actitud. Así se hace frente a una vaquilla, que espera la oportunidad de topar a su retador.

Uno de los sitios mejores para recorrer es San Juan del Río. Cuenta con hoteles que se resguardan en las instalaciones de lo que alguna vez fueron haciendas, recintos que fueron símbolo de poder y riqueza, hace más de cien años.

Un paseo en carruaje tirado por corceles es una de las actividades que ofrece la hacienda Los Tovares. Recorrido guiado que va envolviendo a sus visitantes en una atmósfera repleta de historia.

La hacienda Galindo es otro de los sitios que brinda un aire colonial. Alguna vez residencia de Hernán Cortes y La Malinche, hoy es un hotel con las instalaciones propicias para un pasar un momento familiar, con grandes corredores y jardines.

Actualmente, la mayor parte de estas haciendas fueron convertidas en ranchos ecológicos, en donde es posible admirar y aprender de la naturaleza que se encuentran en las ciudades queretanas.

El recorrido por una de las haciendas brinda la experiencia de degustar cerveza elaborada de manera artesanal. La compra de artesanías no puede quedar fuera de estos recorridos, es por eso que durante los distintos itinerarios se da la opción de visitar los comercios donde se pueden encontrar toda clase de productos típicos.

Hacienda Querétaro. (Tomada de Facebook oficial de Querétaro Travel)
1
Introduzca el texto aquí

La gastronomía encabezada por las clásicas tortillas hechas a mano, enchiladas queretanas o una “penca rellena”, platillo hecho con nopales y chorizo sazonado con cebolla, son sólo alguno de los manjares que están esperando a ser saboreados por los visitantes.

Las leyendas también forman parte de la ruta y en hacienda La Llave se relata que se encuentran los restos mortales de quien fuera la esposa de Hernán Cortes: La Malinche.

La Secretaria de Turismo de Querétaro y La Ruta de las Haciendas invitan a experimentar una estancia con actividades muy propias del estado y qué mejor que disfrutarlas rodeadas de toda la historia que se escribe a lo largo de los pasajes y portones de sus haciendas.

Hacienda Querétaro. (Tomada de Facebook oficial de Querétaro Travel)