Sociedad

Viven en la soledad, 13
de cada 100 ancianos que reciben ayuda del GDF

Unos 24 mil viejitos radicados en la Ciudad de México han informado que padecen maltrato por parte de sus parientes, autoridades alertan sobre el grado de vulnerabilidad que tiene este segmento de la población.
Rafael Montes
01 junio 2014 21:5 Última actualización 02 junio 2014 5:0
Adultos mayores

Más de un millón de ancianos padecen violencia en sus propios hogares. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. El 13 por ciento de los adultos mayores atendidos por el Gobierno de la Ciudad a través de la tarjeta de pensión alimentaria vive solo, de acuerdo con las estadísticas del Instituto de Atención al Adulto Mayor (IAAM) del DF, lo que incrementa la vulnerabilidad a la que ya están expuestos de por sí por la edad.

El cinco por ciento de los 480 mil adultos que reciben pensión alimentaria en la ciudad han manifestado a las trabajadoras sociales que los visitan que, inclusive, han sido víctimas de violencia por parte de sus propios familiares.

En opinión de la secretaria de Desarrollo Social del GDF, Rosa Icela Rodríguez, la mayoría de los ancianos que viven solos corre un riesgo mayor porque nadie está al pendiente de sus alimentos, medicamentos, compras y seguridad al interior de sus casas.

“El hecho de que los adultos mayores vivan solos es una radiografía de lo que es la sociedad; si bien muchos de ellos viven solos, sí tienen familia. Es un porcentaje muy menor el que no tiene a ninguna familia en el mundo, como del uno o dos por ciento, pero hay un porcentaje como del 11 por ciento que vive solo y nunca es visitado ni por familiares, ni por amigos ni por sus hijos”, detalló la secretaria.

Agregó que “esa parte de que no tengan ese cariño, los hace vulnerables ante una situación de salud, que pueden o no tomarse sus medicamentos a tiempo o pueden no tomar sus alimentos. Esto los hace mucho más vulnerables en la vida. Ya no hablemos de cosas de protección civil, en donde a veces viven en edificios altos y si ocurriera algo, no hay quien los apoye”.

Mayor abandono a mayor ingreso

Dijo que los adultos mayores del sector socioeconómico medio y medio alto son los que están más expuestos al abandono y a vivir solos, pues sus hijos viven en otros países o en sus casas propias, mientras que los ancianos de condiciones económicas más bajas suelen habitar en compañía de más integrantes de su familia y además, estrechan lazos más sólidos con personas de su comunidad.

“A veces más frecuentemente en la clase media y media alta es en donde los adultos mayores están solos. Porque los hijos se van a vivir fuera o porque tienen su casa y los dejan viviendo en la casa de ellos”, dijo.