Sociedad

Tomarán muestras de ADN a familiares de desaparecidos en Iguala

Familiares de personas que han sido secuestradas en Guerrero se reunieron con la agrupación Ciencia Forense Ciudadana y llenaron una solicitud para permitir que se les tomen muestras de ADN para identificar a los 38 cadáveres encontrados en Iguala.
Natividad Ambrocio / Corresponsal
11 noviembre 2014 19:1 Última actualización 11 noviembre 2014 19:18
A 3 kilómetros de donde se encontró la fosa se montó un retén en donde se prohíbe el acceso a cualquier persona. (Cuartoscuro)

A 3 kilómetros de donde se encontró la fosa se montó un retén en donde se prohíbe el acceso a cualquier persona. (Cuartoscuro)

IGUALA.- Familiares de desaparecidos de Iguala y municipios vecinos de la región norte de Guerrero, ofrecieron sus testimonios a la organización Ciencia Forense Ciudadana (CFC) que preside la activista Julia Alonso Carvajal y llenaron su solicitud para que les sea tomado el ADN para identificar los 38 cadáveres encontrados en las fosas clandestinas de esta ciudad.

Unos 60 familiares de personas desaparecidas se reunieron en la parroquia de San Gerardo Mayela de esta ciudad con Julia Alonso Carvajal  e integrantes de la organización CFC, así como con el Frente Cívico.

Durante la reunión, madres, padres, hermanos, esposas e hijos, rompieron el silencio y el miedo al hablar sobre lo que cada uno ha vivido desde que sus familiares fueron secuestrados, levantados por el Ejército, la policía estatal y federal, así como del crimen organizado.

Con lágrimas en los ojos y la voz entrecortada, los familiares de los desaparecidos, recordaron una vez más sus experiencias con la esperanza de que encuentren con vida a sus seres queridos.

Entre los testimonios hablo Félix Pita García, padre de Lenin Vladimir Pita Barrera, desaparecido desde el 1 de marzo del 2010, quien comentó que los hechos del 26 y 27 de septiembre de este año, le arrancaron el corazón “porque quienes lo hicieron son animales porque se trata de estudiantes que han buscado superarse en esta adversidad y que por dignidad el presidente de la República debe renunciar”.

“Nos indigna lo que sucedió con los 43 estudiantes normalistas porque al igual que ellos nuestros hijos sufrieron”, relató.

En tanto, la madre de Carlos Escobar Bastián, desaparecido el 6 de enero en la colonia Fermín, pidió a las autoridades les sea regresado con vida su hijo y relató cómo fue sacado de su domicilio con lujo de violencia por policías municipales bajo las órdenes de los líderes de su colonia.

Así, cada uno de los padres, esposas, madres e hijos fueron dando sus testimonios de lo que cada familia vivió.

Ahí, la activista Julia Alonso Carvajal de la organización Ciencia Forense Ciudadana, comentó que todos los datos de las solicitudes serán ingresados a través de la página de internet de esta organización de forma anónima, para que se puedan identificar los cadáveres encontrados. 

Señaló que cuanto tengan un registro de 500 personas, los especialistas efectuarán las pruebas de ADN para que puedan identificar los restos humanos exhumados de las fosas clandestinas de Pueblo Viejo y Cerro Gordo, a raíz del a búsqueda de los 43 estudiantes normalistas.

Los familiares de desaparecidos advirtieron que en caso de que las autoridades sigan mostrando desinterés en las investigaciones, subirán ellos mismos a la zona de las fosas para explorarlas y exhumar los restos humanos y evidencias.