Sociedad

Telefonistas protestan en Tamaulipas por normalistas 

Unos 370 trabajadores telefonistas de Tampico, Ciudad Madero y Altamira participaron en la convocatoria de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) para manifestarse por la desaparición de los 43 jóvenes de Ayotzinapa.
Perla Reséndez / corresponsal
20 noviembre 2014 16:58 Última actualización 20 noviembre 2014 16:58
Los telefonistas participaron en la convocatoria de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) para manifestarse por la desaparición de los 43 jóvenes de Ayotzinapa. (Perla Reséndez)

Los telefonistas participaron en la convocatoria de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) para manifestarse por la desaparición de los 43 jóvenes de Ayotzinapa. (Perla Reséndez)

TAMPICO.- Trabajadores telefonistas de Tampico, Ciudad Madero y Altamira, se sumaron al paro nacional convocado por la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), en apoyo a las familias de los normalistas de Ayotzinapan.

Unos 370 trabajadores telefonistas adheridos al Sinipas, con pancartas en mano y vestidos de negro, se manifestaron en las oficinas de Teléfonos de México, parando labores.

La protesta se suma a unos 35 mil trabajadores activos adheridos al sindicato de Telefonistas de la República Mexicana y otros 15 mil de diversas organizaciones quienes este día en diferentes partes del país se suman a los movimientos por los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapan y los crimines cometidos en contra de inocentes en el municipio de Iguala, Guerrero.

Apolinar Silva Rendón, secretario general de la sección 18 explicó que esta mañana en las oficinas de la zona centro de Tampico, en Madero en el edificio de la Av. Primero de Mayo, Ejército Mexicano, Aeropuerto y Altamira 370 compañeros suspendieron labores este jueves a modo de protesta.

Dentro de los movimientos, los adheridos sindicales expresaron su inconformidad y desacuerdo por tantas inconsistencias en las investigaciones, además de las muestras de solidaridad a las familias de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapan y de las personas asesinadas en Iguala.

Aclaró que éste y todos los movimientos en el país a los que convoca el sindicato de telefonistas prevalecerá el diálogo a través de protestas pacíficas y civilizadas, tal y como debe ser escuchada la clase trabajadora de la República.

Apolinar, dijo que este jueves se desarrolló una jornada nacional de protesta en el que participan 35 mil miembros del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana por los asesinatos ocurridos en Ayotzinapa y Tlataya, que dan luces de ingobernabilidad en el que el estado mexicano está limitado a reaccionar oportunamente.

Precisó que en México se vive en un estado de desigualdad, y se suman a ello los casos de inseguridad acentuándose con la masacre de Iguala, Guerrero.