Sociedad

Segob reconoce que 50% de llamadas de extorsión provienen del penal de Altamira: ONC

El director del Observatorio Nacional Ciudadano dijo que a pesar de esa situación, no se generan condiciones para que se cumpla la norma y se instale un bloqueador de llamadas.
Teresa Macias/Corresponsal
12 diciembre 2014 10:30 Última actualización 12 diciembre 2014 11:15
Francisco Rivas

El director del Observatorio Nacional Ciudadano dijo que Tamaulipas es la entidad con más secuestros. (Teresa Macías)

TAMPICO. Según cifras de la Secretaría de Gobernación, el 50 por ciento de las llamadas de extorsión en el país provienen del Penal de Altamira, informó el director del Observatorio Nacional Ciudadano, Francisco Rivas, que estuvo en Tampico para certificar al Observatorio Ciudadano de la ciudad.

Dijo que Tamaulipas ocupa el primer lugar en secuestros y deja por mucho al segundo lugar en cuanto a casos registrados.

“El tema de la percepción es extremadamente complicado, creo que lo que vemos en el país es un grave problema de inseguridad, que no se vive igual en todo el país, hay entidades con una problemática más compleja como son el estado de Tamaulipas", señaló

En este sentido, dijo que Veracruz, Guerrero, Michoacán, Tabasco, el Estado de México, Sinaloa, Jalisco y Baja California, que tienen los mayores índices, "tengo que decirlo me encuentro en una entidad que es de las más violenta del país y donde las fallas estructurales impactan de forma más consistente en lo nacional”.

Añadió que en el tema de la extorsión la Secretaria de Gobernación reconoce que el 50 por ciento de las llamadas de extorsión salen del penal de Altamira.

“Es decir salen de todo el país de un penitenciario aquí en el estado, llama la atención que no se generen condiciones para que se cumpla la norma y los acuerdos que se pusieron en 2010, para que se instalen un bloqueador de llamadas y seguimos teniendo un problema desde Altamira”, destacó

Dijo que el homicidio doloso con arma de fuego, es el principal motivo de homicidio en la entidad, lo que señala un problema de violencia extrema.

Al presentar los resultados del Observatorio Nacional Ciudadano, un instrumento donde se busca que los ciudadanos colaboren con autoridades, destacó que se percibe que el tema de inseguridad no se está logrando revertir, y hace falta una mayor contundencia.

“El tema de las voluntades implican que se generen o no políticas públicas, que se den normas eficaces para combatir ciertos delitos, implica que se pongan a disposición los recursos para combatir el delito”.

Mencionó que se necesita generar condiciones para que los ciudadanos puedan tener mejores posibilidades de desarrollo y seguridad.

“Lo que se tiene es un problema grave del control de la delincuencia de parte del estado y municipios, aunque hay un proyecto para incorporar a policías estatales, pero debe ser tratado con cuidado”, consideró.

Hizo hincapié en que en Tamaulipas los índices delincuenciales no han bajado, sino que han subido, por lo que no necesariamente el mando único sea la panacea, consideró que puede ser útil en algunos casos, ya que es un tema que va desde lo administrativo a lo político.

“Hay una parte que debe ser controlada a través del sistema financiero, porque hay que pegarle en el recurso, aquí Hacienda debe incautar bienes y recursos al crimen organizado, la Ley del dominio se tiene que agilizar, porque los procesos no son tan rápidos, la experiencia de Palermo es un ejemplo de cómo funcionan, los sistemas de administración judicial cuando se sospecha que hay mafia”, concluyó.