Sociedad

Polyforum Siqueiros ya es patrimonio cultural urbano del DF

El GDF publicó en la gaceta capitalina el decreto que protege el inmueble con lo que cualquier acción que se emprenda para su cuidado y conservación deberá contar con la autorización de la Seduvi; asimismo designa a la Secretaría de Cultura para que elabore un Programa Cultural de Fomento.
Rafael Montes
28 octubre 2014 7:26 Última actualización 28 octubre 2014 7:27
Polyforum Siqueiros

El GDF publicó el decreto para proteger al Polyforum Cultura Siqueiros al convertirlo en patrimonio cultural de la ciudad. (Archivo/Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO. El gobierno de la ciudad declaró como Patrimonio Cultural Urbano de la Ciudad de México al Polyforum Cultural Siqueiros y prohibió cualquier intervención en la obra escultórica y pictórica, así como en el predio e inmueble que la alberga, que pueda dañar su valor cultural, artístico, histórico y urbano-arquitectónico.

En la Gaceta Oficial del DF de este martes, el gobierno capitalino anunció que dicho monumento, que corrió el riesgo de ser movido para construir encima de él una torre de oficinas y comercio, será protegido, conservado y restaurado por la administración pública capitalina.

La catalogación incluye el inmueble en dodecaedro proyectado por los arquitectos Guillermo Rosell de la Lama, Ramón Miquelajáuregui, Juan Wörner Baz y Joaquín Álvarez Ordoñez entre otros, así́ como la obra pictórica integrada a la construcción, autoría de David Alfaro Siqueiros y desarrollada en más de 8 mil metros cuadrados, distribuida al interior del recinto, en forma de murales.

Quedan protegidos los murales denominados: “La Marcha de la Humanidad hacia la Revolución Democrático Burguesa” (muro sur); “La Marcha de la Humanidad hacia la Revolución del Futuro” (muro norte); “Ciencia y Tecnología”; “Paz”; “Cultura y Armonía” y “La Bóveda”. En el exterior del mismo “El Líder: el mundo marcha hacia adelante”; “Ecología: el árbol seco y el árbol renacido”.

También: “La Acrobacia: el transito del espectáculo a la cultura”; “Las Masas: hombre y mujer en lucha por la paz”; “El Decálogo: Moisés rompe las tablas de la ley”; “El Cristo, ¿qué hicisteis cristianos con mi doctrina?”; “Lo Autóctono: el holocausto de lo indígena ante la divinidad”; “La Danza: el movimiento moderno hacia el amor y la victoria”; “Mitología: el desarrollo del pensamiento abstracto”; “El Mestizaje: el drama de la guerra y el amor durante la conquista”; “La Música: el arte sin discriminación” y “El Átomo: el triunfo de la paz sobre la destrucción”.

Asimismo se incluye la barda Mural de 60 metros de largo por seis 6 metros de alto, emplazada sobre la avenida de los Insurgentes y la calle Filadelfia, en donde se ubica el mural llamado “Homenaje al Cincuentenario del Movimiento Muralista Mexicano”, y el espacio circundante que permite la apreciación de la obra plástica exterior.

Además, el documento detalla que cualquier acción que se emprenda para su cuidado y conservación deberá contar con la autorización expresa de la Secretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda del Distrito Federal, con independencia de las requeridas por otras autoridades en el ámbito de su competencia.

El gobierno designo a la Secretaría de Cultura como la responsable de elaborar un Programa Cultural de Fomento, destinado a preservar, investigar y divulgar los valores históricos, arquitectónicos, artísticos y culturales de dicho patrimonio de la Ciudad de México.

La protección de la obra de David Alfaro Siqueiros, ubicada en Insurgentes Sur 701 esquina con Fildadelfia, en la colonia Nápoles, fue una demanda de los vecinos de la zona que se opusieron a la construcción de un megaproyectos inmobiliario en el predio que hoy ocupa el Polyforum, que incluye como objetivo final lograr que se declare Patrimonio Cultural de la Humanidad ante la UNESCO.