Sociedad

Presentan queja ante Derechos Humanos contra mando policiaco en Acapulco

Policías turísticos del puerto presentaron una queja ante la Comisión Estatal para la Defensa de los Derechos Humanos alegando actos de vejación, humillación y privación ilegal de la libertad por parte del secretario de Seguridad Pública y Protección Civil, Alfredo Álvarez Valenzuela.
Enrique Villagómez/Corresponsal
23 abril 2014 14:39 Última actualización 23 abril 2014 15:1
Policías Acapulco

Los policías de Acapulco mantienen desde hace 6 días, un paro labora para exigir la salida del secretario de Seguridad Pública. (Cuartoscuro)

ACAPULCO. Elementos de la Policía Turística de Acapulco, presentaron una queja ante la delegación regional de la Comisión Estatal para la Defensa de los Derechos Humanos (CODDEHUM), contra el titular de Seguridad Pública, Alfredo Álvarez Valenzuela, por actos de vejación, humillación y privación ilegal de la libertad.

Un grupo de 33 elementos de esta corporación que participan en el paro de labores que mantiene sin seguridad a todo el municipio desde hace seis días, manifestaron que el jefe policíaco los “humilló y los castigó”, por el video que se difundió hace tres semanas en las redes sociales, donde aparecen tres policías turísticos torturando a un detenido.

“Los delitos en los que incurrió el secretario de Seguridad Pública es violación de derechos humanos y privación ilegal de la libertad, en perjuicio de los elementos de la Policía Turística, a quienes castigó severamente por la aparición de ese video”, acusó el abogado Jesús Antonio Lemus Beltrán, representante de los policías.

Lemus Beltrán, delegado de la Confederación de Colegios de Abogados en la república mexicana, detalló que el secretario de Seguridad Pública y Protección Civil en Acapulco, Alfredo Álvarez Valenzuela, cada vez que se enojaba con los elementos de la Policía Turística, los arrestaba y los encerraba durante lapsos de 12 a 24 hora, en un cuarto de cuatro por tres metros, de donde no se les permitía ni salir al baño.

“No les permitía ir al baño y apenas les daba media hora para ingerir sus alimentos, y si se pasaban los encerraba más tiempo en el cuarto”, citó el abogado.

Entre los testimonios que se rindieron ante la Comisión Estatal para la Defensa de los Derechos Humanos (CODDEHUM), destaca el de una mujer policía con seis meses de gestación, víctima de los tratos degradantes del jefe policiaco.

Lemus Beltrán aclaró que fueron los propios elementos de la policía turística quienes le solicitaron que los representara jurídicamente ante la CODDEHUM, por las graves y constantes violaciones a sus derechos humanos y laborales, por lo que también prepara una denuncia penal en contra del funcionario por estos mismos hechos.