Sociedad

Policías federales dejan Chilpancingo para irse a Tamaulipas

Autoridades de Guerrero confirmaron la salida de los policías federales que estaban asignados a la vigilancia de Chilpancingo, pues fueron enviados a Tamaulipas, por lo que la policía estatal asumió el control de la seguridad.
Enrique Villagómez/Corresponsal
18 junio 2014 12:50 Última actualización 18 junio 2014 12:50
  [La Policía Federal y el Ejército participan en labores de seguridad en Michoacán./Cuartoscuro] 

[La Policía Federal y el Ejército participan en labores de seguridad en Michoacán./Cuartoscuro]

ACAPULCO. Autoridades de Guerrero confirmaron la salida de los policías federales que estaban asignados a la vigilancia de Chilpancingo, debido a que fueron enviados a Tamaulipas donde los índices de violencia amenazan la seguridad de esa población fronteriza.

El vocero del gobierno estatal José Villanueva Manzanares, confirmó este movimiento, aunque precisó que la Policía Estatal asumió las tareas de vigilancia en la capital de Guerrero, donde también se lleva a cabo el proceso para instalar el mando único de seguridad.

Desde el pasado mes de marzo, unos 350 elementos de la policía federal asumieron el control de la vigilancia en la capital de Guerrero, bajo el programa de seguridad “Todos por Chilpancingo”, el cual se puso en marcha luego de que la gran mayoría de los policías municipales fueron relevados por reprobar los exámenes de control y confianza que se les practicaron para incorporarlos al mando único policial.

Por su parte, el presidente del consejo ciudadano de seguridad en Chilpancingo Jaime Nava Romero, denunció que desde hace dos meses atrás “habían salido de Chilpancingo los policías federales y por eso se había recrudecido la inseguridad en la capital de Guerrero”.

Sin embargo, esta situación fue corregida incluso por el alcalde capitalino Mario Moreno Arcos, quien confirmó también la reasignación de los federales hacia Tamaulipas, y aseguró que esto “sucedió apenas el lunes por la noche y no desde hace dos meses”.

En un comunicado, el presidente municipal de Chilpancingo reconoció que se ha presentado un “repunte en la incidencia delictiva”, pero destacó que el gobierno ha intervenido en todos los casos “y afortunadamente se han resuelto positivamente” como fue el reciente caso del empresario hotelero Rigoberto Payán.

“La policía está haciendo su trabajo y vamos a seguir operando para darle respuestas a la ciudadanía”, expreso el alcalde capitalino.