Sociedad

Piden estudiantes en la UNAM se presenten vivos a los normalistas rurales

Más de tres mil jóvenes de diversas escuelas se dan cita en la magna casa de estudios en apoyo a los 43 normalistas desaparecidos en Guerrero.
Miriam de Regil
15 octubre 2014 14:28 Última actualización 15 octubre 2014 14:28
Miles de estudiantes se encuentran en paro en apoyo a los normalistas de Ayotzinapa. (Miriam de Regil)

Miles de estudiantes se encuentran en paro en apoyo a los normalistas de Ayotzinapa. (Miriam de Regil)

CIUDAD DE MÉXICO.- Más de tres mil estudiantes de diversas escuelas, recibieron y brindaron su apoyo en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) a normalistas rurales que encabezan una lucha de apoyo y búsqueda de sus 43 compañeros desaparecidos en Iguala, Guerrero.

Pasadas las 11 horas del miércoles, contingentes de más de 30 escuelas que actualmente están en paro en solidaridad con la Normal Rural de Ayotzinapa, se dieron cita poco a poco frente al edificio de la Biblioteca Central de la UNAM.

Entre consignas en contra del gobierno, el "goya" y con los puños en alto, los estudiantes se concentraron la magna casa de estudios en orden y pidieron a las autoridades respeto a la comunidad estudiantil del país, pero sobre todo "justicia".

"Los queremos vivos, castigo a los culpables, la lucha sigue y sigue" fueron las principales demandas que los presentes entonaron en todo momento durante el mitin, el cual informaron es sólo una movilización de las diversas que se tienen planeadas realizar hasta obtener una respuesta y soluciones claras al caso de Ayotzinapa.

Carlos Pérez Díaz, estudiante normalista de Ayotzinapa, quien desde hace una semana se encuentra en la Ciudad de México encabezando un movimiento de búsqueda, agradeció el apoyo de sus compañeros reunidos en la UNAM y les pidió mayor unión para que el Estado no desaparezca ahora las 17 escuelas rurales normales que aún están en pie.

"Normalistas rurales decidimos salir a las calles y dar todo por nuestros compañeros desaparecidos y por aquellos que ahora en un hospital están padeciendo la represión del gobierno, todos somos hermanos y pedimos hoy su solidaridad para que no nos digan callando, la lucha sigue en pie", aseguró el joven quien tras dar su discurso frente estudiantes de la UNAM, la Universidad Autónoma Metropolitana UAM y el Instituto Politécnico Nacional, informó que al igual que a otros normalistas rurales y familiares de los desaparecidos han recibido ya algunas amenazas por encabezar la búsqueda.

"Son llamadas de teléfono de números privados que sólo advierten nos atengamos a las consecuencias, pero ello no nos detiene y por eso yo estoy aquí, pese a las bajas que hemos sufrido".

Asimismo, dijo que las respuestas del gobierno no son creíbles y que el informe de las fosas que han encontrado y los análisis que se están haciendo son sólo "una burla cuyo objetivo es intimidarnos".

Así, entre carteles y mantas con leyendas como los desaparecidos nos hacen falta a todos, representantes de 30 escuelas durante dos horas ratificaron su postura de apoyo e incluso dieron paso a una recolección de víveres y dinero para los normalistas rurales.

"Podrán desaparecer sus cuerpos, pero no la lucha, con nuestro movimiento hacemos visible a los que nos faltan, organicémonos para exigir su presentación con vida y darles así continuidad a la lucha en contra del odio del estado por la juventud", destacó Alfredo estudiante de La Facultad de Filosofía quien forma ya parte de este movimiento.

Cabe destacar que los jóvenes también destacaron durante el mitin su apoyo y reconocimiento al movimiento estudiantil del Politécnico, quienes dijeron han sabido rechazar la imposición de las autoridades.

Pese a que por un momento los jóvenes que se concentraron en la UNAM rechazaron la presencia de los medios de comunicación, el orden del mitin se logró mantener y concluyó con un llamado "a estar todos informados y sumarse a las movilizaciones o asambleas estudiantiles", tal es el caso de la marcha nocturna con velas del próximo 22 de octubre, la cual se tiene planeado salga ese día alas 18 horas del Ángel de la Independencia hacia el Zócalo de la Ciudad.