Sociedad

PGR confirma hallazgo de restos humanos en fosas localizadas por la Upoeg

Tomás Zerón de Lucio, titular de la Agencia de Investigación Criminal, detalló que de las 10 fosas, únicamente han revisado dos, encontrando en una osamentas que tienen al menos un año de antigüedad.
Fernando Ramírez de Aguilar
24 noviembre 2014 20:40 Última actualización 24 noviembre 2014 20:40
Tomas Zerón de Lucio titular de la Agencia de Investigación Criminal dio detalles de las fosas encontradas por la UPOEG. (Cuartoscuro)

Tomas Zerón de Lucio titular de la Agencia de Investigación Criminal dio detalles de las fosas encontradas por la UPOEG. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- El titular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República, Tomás Zerón de Lucio, informó que de las 10 fosas localizadas en Iguala por la Unión de Pueblos y Comunidades del Estado de Guerrero (Upoeg), la PGR solamente ha efectuado hasta el momento exámenes periciales en dos.

Indicó que en las dos fosas que han sido revisadas, en la primera no se encontraron restos humanos y en la segunda se localizaron unas osamentas que tienen al menos un año de antigüedad.

El funcionario de la PGR dijo que la institución toma en cuenta cada uno de los reportes que le hace llegar la UPOEG, con quienes existe estrecha coordinación para atender estos hallazgos.

El funcionario hizo estas breves precisiones durante una conferencia de prensa donde dio a conocer la desarticulación de una organización delictiva dedicada a la explotación sexual y operación de recursos ilícitos que operaba en el Distrito Federal y en el estado de México.

Las autoridades federales ingresaron a dos establecimientos donde se cometían actividades delictivas. El primero era un club privado en las Lomas de Chapultepec, en el cual se cometía la trata de personas y tráfico de drogas.

En ese sitio había mujeres procedentes de Hungría y República Checa quienes eran explotadas sexualmente. Fueron repatriadas a su país, dijo Tomás Zerón de Lucio quien añadió que el otro establecimiento, del mismo grupo delictivo, fue localizado en Huixquilucan, estado de México, en donde operaba un centro cambiario donde lavaban dinero a través de la compra y venta de divisas.