Sociedad

170 mil alumnos del IPN perderían el semestre

Advierten profesores que será difícil reponer todo el tiempo que se ha perdido en el Instituto Politécnico Nacional por el movimiento estudiantil.
Rosalía Servín
16 octubre 2014 20:33 Última actualización 17 octubre 2014 5:0
Los planteles que se encuentran en paro son la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA), unidad Zacatenco; en la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería y Ciencias Sociales y Administrativas (UPIICSA), y en la Escuela Superior de I

Estudiantes siguen su lucha a pesar de la afectación en el aprendijaze; profesores los apoyan. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Profesores de la sección 60 del Instituto Politécnico Nacional, pertenecientes al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), reconocieron la “justa movilización” de los estudiantes y dijeron ser totalmente respetuosos de las decisiones estudiantiles, sin embargo advirtieron que de continuar el paro de labores, se podría perder el semestre, afectando a más de 170 mil estudiantes, de un total 176 mil 513 alumnos que conforman la matrícula.

Así lo aseguró José Bernardo Quezada Salas, presidente de la Comisión Ejecutiva de esta sección, quien informó que las demandas laborales que los profesores han planteado desde el año pasado, han sido ya resueltas al 100 por ciento.

Acompañado por docentes del IPN, se congratuló por la cancelación del reglamento interno, al admitir que también lesionaba los intereses laborales de docentes y trabajadores, toda vez que se pretendía desaparecer su Reglamento de Condiciones de Trabajo.

Por ello se congratuló del movimiento estudiantil, el cual catalogó de ejemplar.

Y aunque dijo que su organización “no estaría por levantar el paro”, y sería muy respetuosa de la decisión de los estudiantes, reconoció que si continúa indefinido el cierre de las unidades académicas, el proceso enseñanza-aprendizaje se afectaría.

“Si a la brevedad no se resuelve, afectaría a más de 170 mil estudiantes. Tendría que entrar en un proceso de evaluación, de exámenes, un proceso de alargamiento del propio proceso del semestre y creemos que estos tiempos pueden ser fatales”, dijo al abundar que si no se resuelve esto a la brevedad, se corre el riesgo de perder el semestre.

Quezada destacó que es prudente llegar a un acuerdo e intentar discutir al interior de la propia comunidad, todo lo que tenga que ver con la institución, para llegar a una nueva reingeniería del Poli.

Respecto de las demandas estudiantiles comentó que ellos también seguirán pugnando porque no haya “de ninguna manera” dos IPN, uno para vocacionales y otro para superior y señalaron que no pueden estar en contra de que sea el Presidente el que elija al director “interino”, pues sí abogan por el respeto de la Ley vigente, ésta así lo estipula.

En cuanto a sus demandas resueltas y si se aprovecharon de esta inminente para alcanzarlas, el representante sindical afirmó que “nosotros no nos montamos en ningún evento o en ninguna manifestación o en ningún proceso”, ya que ellos han tenido su propio proceso desde febrero.

Sin embargo admitieron que sí encontraron una mayor apertura a algo que siempre se había negado.

ACEPTARÍAN DIALOGAR SI ELLOS FIJAN CONDICIONES

Integrantes de la Asamblea General Politécnica aceptarían dialogar con las autoridades pero bajo el esquema que ellos decidan.

También podrían aceptar los preceptos de la normatividad vigente para elegir a un director interino, en tanto se elige democráticamente en el Congreso al titulardefinitivo del IPN, quien deberá cancelar definitivamente el reglamento aprobado el 24 de septiembre pasado.

Así fue planteado durante la asamblea que los alumnos comenzaron el miércoles y que continuó este jueves desde las 11 de la mañana en las instalaciones de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería y Ciencias Sociales y Administrativas (UPIICSA).

La AGP desea que el Congreso Nacional Politécnico tenga un carácter refundacional, dotado de peso jurídico para ser resolutiva y será convocado por la comisión organizadora, la cual se integrará por personas designada de la AGP y autoridades del IPN.

Además de la cancelación definitiva del reglamento, el director interino deberá garantizar la calendarización del ciclo escolar y “concluirá su periodo cuando el Congreso Nacional Politécnico haya establecido el proceso y se tenga un ganador de la elección”, apunta el documento que los estudiantes aún discuten.