Sociedad

Peña llama a asumir responsabilidad ante inseguridad

Al inaugurar el Consejo Nacional de Seguridad Pública, el mandatario reconoció la debilidad de las instituciones en todos los niveles de gobierno, pero especialmente en el municipal.
Rosalía Servín
19 diciembre 2014 15:54 Última actualización 19 diciembre 2014 15:54
Etiquetas
Consejo Nacional de Seguridad Pública. (Tomada de twitter.com/presidenciamx)

Consejo Nacional de Seguridad Pública. (Tomada de twitter.com/presidenciamx)

El presidente Enrique Peña Nieto reconoció que aunque en materia de seguridad ha habido avances, estos no han sido suficientes ni pueden dejar satisfechos a las autoridades, por lo que hizo un llamado a todos los órdenes de gobierno a asumir sus responsabilidades y no suponer que alguien vendrá al relevo.

Al encabezar la XXXVII sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, el mandatario reconoció la debilidad de las instituciones en todos los niveles de gobierno, pero muy especialmente en el municipal, como lo evidenciaron los recientes hechos de violencia.

"Hoy nuevamente escucho voces de la sociedad, en Marielena Moreira en Alejandro Martí, que bien señalan lo que es el sentir de una sociedad como la nuestra que está lastimada, que está conmovida, que está enojada, y lo está por hechos tan dolorosos como los ocurridos en Iguala, que han sido actos de barbarie inaceptable y que evidencian la debilidad de nuestras instituciones, particularmente en el orden municipal, y que eso no significa que haya debilidades en el orden estatal o en el mismo federal", declaró.


Recordó que cuando se dotó a los gobiernos municipales para tener atribuciones en matería de seguridad, los tiempos eran muy distintos a los que se viven actualmente, pues ahora las capacidades del crimen organizado son otras, mayores y más sofisticadas, de modo que el Estado mexicano debe tener mayor capacidad para hacerle frente al crimen organizado, donde la profesionalización de los policías es una necesidad.

Ante gobernadores, representantes de los poderes de la unión y sociedad civil, el ejecutivos federal reconoció la labor de las fuerzas armadas, las cuales, ante la debilidad de las instituciones encargadas de la seguridad pública, han tenido que acompañar a las institutos, por lo que se congratuló por el acuerdo de profesionalizar a los policías.

"En el pasado pensábamos que con sólo certificar a nuestras policías de todos órdenes sería suficiente y esta claro que no, en los hechos de Guerrero, un alto porcentaje de la policía estaba certificada en tema de confianza, y sin embargo ahí están los resultados, los muy lamentables hechos de Iguala. Es claro que tenemos que hacer mucho más y que implica un proceso, un compromiso, y también una responsabilidad de todos", indicó Peña Nieto.

Abundó que en este tema no pueden ni caben las excusas ni las disculpas, ni suponer que alguien vendrá al relevo de la responsabilidad que a cada orden de gobierno le corresponde.

En este sentido, el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, llamó a los gobernadores a a sumir su responsabilidad y dar la cara para tener una policía que responda.

"El viejo presidencialismo de 'el presidente mandamás' no existe más en este país, ya pasó a la historia; hoy somos corresponsables como usted de la gobernabilidad, hay que dar la cara los gobernadores y el jefe de gobierno de tener un mando de policía que responde", sostuvo el gobernador, quien también pidió quejas fuerzas armadas regresen a lo que eran sus responsabilidades y no se dedique ya a hacer el trabajo que corresponde a las policías.

En su oportunidad Maria Elena Moreira, representante de la sociedad civil, aseguró que es necesario cambiar la ecuación,para tener 32 policías efectivas que respondan a la sociedad.

De igual forma se dijo preocupada de que la ley del sistema nacional anticorrupción esté detenida en el legislativo "por la insistencia de poner un consejo de ética e integrista (PAN y PRI) , que rompería con la credibilidad", señaló.

Finalmente entre los acuerdos alcanzados en esta sesión se encuentran la capacitación de las policías y la adecuación de sus salarios y condiciones laborales.